Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Lunes, 28 julio 2014

Deportes

TENIS
Rafa Nadal tiene una lesión crónica, pero aguantará en pie
Padece osteocondritis del escafoide derivada de una fractura por sobrecarga que podría impedirle un rendimiento pleno

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Rafa Nadal tiene una lesión crónica, pero aguantará en pie
Nadal sigue con los problemas de su lesión. / AP
Rafa Nadal padece una osteocondritis del escafoides o enfermedad de Muller Weiss, una lesión degenerativa en su pie izquierdo que debilita el hueso y la articulación astrágalo-escafoidea. Su médico, el doctor Ángel Ruiz-Cotorro. confirmó ayer que el tenista sufrió una fractura de sobrecarga en el pie izquierdo en abril de 2004. Esa lesión en el hueso escafoide habría evolucionado hacia una artrosis en esa zona del pie que le produce un dolor persistente, molestias que se agudizan durante el ejercicio físico. No tiene por qué retirarle de su carrera deportiva, pero a un deportista de élite puede impedirle mantener un rendimiento pleno y exigirle un esfuerzo mayor. La artrosis resta vitalidad al hueso y degenera la articulación, pero no lo hace de forma súbita ni precipitada.

No existe una cura efectiva, pero se puede tratar para ayudar a soportar el dolor. El primer tratamiento no debe ser quirúrgico. Las opciones son ortopédicas -con plantillas especiales para mejorar el apoyo y evitar el estrés mecánico del pie-, analgésicas, para paliar el dolor y en algunos casos, se recurre a infiltraciones, con ácido hialurónico, para fortalecer el hueso afectado. La cirugía no es recomendable y solo se plantearía en último extremo. En ese caso se colocaría una fijación en la articulación.

Reacción del entorno

El propio jugador señalaba en su página web que «no estoy de acuerdo con lo publicado. No sé si las declaraciones de mi tío fueron sacadas de contexto o no se expresó bien, pero yo estoy bien. Esa lesión la tuve en 2005 y ya la superé bajo el control de los médicos».

Su médico, el cántabro Ángel Ruiz-Cotorro, publicó un comunicado en estos términos: «La lesión se inició en 2004. Se trataba de una fractura de sobrecarga en el pie izquierdo. Una vez curada se le instauró un programa médico y físico específico de prevención. En dicho programa se incluía el tratamiento de los apoyos con plantillas selectivas para variar ligeramente éstos, más fisioterapias manuales a fin de conseguir la mayor movilidad articular y una potenciación específica de toda la musculatura. El programa físico se basaba en la complementación del trabajo de prevención protegiendo con trabajo selectivo la zona de carga.

A finales de 2005 y tras un mal gesto en el torneo de Madrid tiene unas molestias en el pie que aconsejan variar ligeramente sus apoyos con unas nuevas plantillas y seguir con el mismo programa de prevención. En este momento y a tenor de los reconocimientos rutinarios efectuados considero que Rafa está en perfectas condiciones para seguir en años venideros desarrollando su profesión al mas alto nivel, no considerando en absoluto dicha lesión un hándicap para el desarrollo de la misma».
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS