Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

CULTURA
Los libros de 2007
Mejor que videoconsolas, videojuegos u otro tipo de artilugios electrónico-digitales regale libros por Reyes. Además contribuirá a que la competencia lectora de todos -no sólo los de 15 años- mejore, tras el varapalo del informe PISA
31.12.07 - 00:19 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los libros de 2007
Juan José Millás, ganador de la edición de este año del Premio Planeta. / AFP
Un resumen de los títulos literarios más significativos del año 2007 que hoy concluye: desde autores consagrados y noveles a los más cercanos.

LOS PREMIOS

Los aficionados a las novelas-río pueden empezar por 'El séptimo velo' (Seix Barral), donde Juan Manuel de Prada recrea un tema literario de resonancias universales: la búsqueda del padre y de los propios orígenes. En este caso a través de la figura del narrador principal: Julio, oscuro profesor universitario que al morir su madre descubre que el marido de aquella no fue su auténtico progenitor. A partir de ahí inicia una compleja y laboriosa indagación que -mediante la estructura de 'caja china'- introduce sucesivos narradores, encargados de llevar al protagonista -y al embelesado lector- a la cadena de terribles descubrimientos que constituyen el eje de la trama; resulta pues muy claro el simbolismo del título: 'La mente humana es como Salomé al inicio de la danza, escondida del mundo exterior por siete velos de reserva, timidez, miedo'. De este modo un sacerdote madrileño, un psiquiatra barcelonés, un judío caza-nazis y su hija Sabine van desvelando una peripecia vital que abarca medio siglo de la historia europea, desde la guerra civil española al presente, centrándose sobre todo en la Francia ocupada por los alemanes durante la segunda guerra mundial. El padre (Jules) fue un joven héroe de la Resistencia, temporalmente unido a su madre y afectado tras la guerra por una amnesia parcial, cuya superación se convierte en el otro gran vector del relato.

En su sorprendente aparición como ganador del Planeta, Juan José Millás vuelve al tan socorrido recurso de la autoficción en 'El mundo', rememoración de su infancia y adolescencia en un Madrid evocado a partir del domicilio familiar de la calle Prosperidad; con innegable amenidad el autor repasa los temas de las relaciones con sus padres, los primeros acercamientos al sexo femenino e incluso el despertar de su vocación literaria. Por su parte Felipe Benítez Reyes alcanzó el Nadal con 'Mercado de espejismos' (Destino), adaptando el modelo de la novela picaresca clásica: un personaje que en primera persona cuenta sus orígenes familiares y su peculiar forma de sobrevivir. En este caso se trata de Jacob Vinuesa intermediario y ocasional ladrón en el mercado clandestino de obras artísticas, quien recibe el encargo de robar las reliquias de los tres Reyes Magos conservadas en la catedral de Colonia; para la tarea contará desde el principio con la ayuda de su tía Corina, alcohólica, políglota y dotada de inagotable erudición sobre religión arte y cultura.

La tercera edición del Premio Tristana de novela corta, patrocinado por el Ayuntamiento de Santander, fue a parar a M. Moyano Ortega, quien en 'Manfraque' (Menoscuarto) incorpora alguno de los mejores rasgos de la narrativa de intriga y de terror: el principal de ellos, una trama bien perfilada y la capacidad para atrapar al lector desde las paginas de inicio. Para ello se vale de la estructura epistolar, la primera persona narrativa y la ambientación en uno de esos 'burgos podridos' de la España interior: un apartado pueblo mesetario, al que llega el narrador, deseoso de evadirse de la reciente muerte de su esposa. Allí alquila una habitación en la casa de un enfermo terminal cuya esposa actúa como castiza y autoritaria patrona; va conociendo a las fuerzas vivas de la comunidad, presididas por las figuras del erudito local, el médico y el sacerdote, con los que mantiene ambivalentes relaciones.

CONSAGRADOS Y NOVELES

Entre lo mejor del año figura 'Hoy, Júpiter' (Tusquets), de Luis Landero, donde el protagonismo bascula entre dos figuras, cuya peripecia se va alternando capítulo a capítulo: de un lado, Dámaso Méndez, a quien el autor coge desde su infancia en un pueblo extremeño trasunto del paraíso perdido; la felicidad del muchacho se ve alterada por su padre, obsesionado con hacer de él un hombre de provecho; al comprobar su medianía, el progenitor pone todas sus complacencias en 'el joven Bernardo', adolescente brillante que acabará por privar a Dámaso del favor paterno. En paralelo asistimos también al desenvolvimiento profesional de Tomás Montejo, tímido y joven catedrático de Lengua en un Instituto madrileño, obsesionado por abrirse camino como escritor. Al cabo de diez años su matrimonio rutinario se ve alterado al iniciar una intensísima relación amorosa con una de sus alumnas, menor de edad, seducida por la originalidad literaria de sus clases. Con todo esta relación no tardará en flaquear al tiempo que Tomás -en lo que resulta ser una deliciosa novela intercalada- va descubriendo el adulterio epistolar que su esposa prepara con un antiguo novio.

El veterano Rafael Chirbes visita en 'Crematorio' (Anagrama) el territorio de la llamada novela del desencanto, al fijar el foco narrativo en un grupo de amigos que vuelven a encontrarse en un pueblo levantino con motivo de la muerte de un viejo revolucionario, metido luego a agricultor ecológico. El encuentro da pie a constantes rememoraciones, en las que resulta evidente el contraste entre las ilusiones izquierdistas de entonces y el oscuro presente de casi todos, marcado por la ambición, la especulación inmobiliaria, la adicción al alcohol y el sexo mercenario. Y el éxito editorial de este fin de año vendrá marcado sin duda por 'Un día de cólera' (Alfaguara), donde Arturo Pérez-Reverte vuelve a la novela histórica para recrear las jornadas del mes de mayo de 1808, cuando el pueblo de Madrid se levantó contra las tropas napoleónicas; la relativa originalidad estriba en el hecho de que el protagonismo pasa de las figuras conocidas -Daoiz, Velarde, Ruiz- a tantos héroes hasta ahora anónimos, que aparecían de refilón en los cuadros de Goya.

El joven narrador asturiano Ignacio del Valle ha escrito una novela plenamente ajustada a los patrones del género policiaco en 'El tiempo de los emperadores extraños' (Alfaguara), si bien ofrece como singularidad su ubicación en un marco enormemente sugestivo: la División Azul, el cerco de Leningrado a comienzos de 1943, cuando el empuje alemán frente a los rusos había cedido y se podía adivinar una inevitable derrota a temperaturas de 30 grados bajo cero. En aquel ambiente aparece asesinado con violencia extrema y ritual un solitario alférez; las pesquisas habrán de ser llevadas a cabo por Arturo, antiguo oficial del servicio secreto nacional durante la guerra civil en Madrid, posteriormente degradado y castigado en la División a consecuencia de un crimen pasional. Personaje tenaz e inteligente pero carente de ilusiones, se asemeja a los detectives desengañados de la novela negra norteamericana. Le acompaña un sargento con dudas religiosas y por encima se hallan unos jefes entre los que se advierte la desconfianza entre militares de carrera y falangistas.

El apasionante tema de la presencia del mal y de la crueldad máxima en el mundo aparece tratado con sobrecogedora eficacia por el joven narrador gijonés Ricardo Menéndez Salmón en 'La ofensa' (Seix Barral), historia de la experiencia durante la 2ª Guerra Mundial del soldado alemán Kurt Crüwell; un pacífico sastre introducido de repente en la vorágine bélica. De la fascinación inicial por la estética poderosa y viril de la Wehrmacht pasa a la contemplación directa de la violencia metódica e injustificada, lo que le produce una enfermedad mental: la absoluta incapacidad para experimentar ninguna sensación. Poco después sufre también la crueldad del otro bando (la Resistencia francesa), lo que le lleva a escapar a Londres en donde se produce un final alucinante y desesperanzado.

DE AQUÍ

Entre los novelistas nacidos o afincados en Cantabria, Jesús Ruiz Mantilla publicó 'Yo, Farinelli, el capón' (Aguilar), un relato construido en primera persona, donde el 'castrato' evoca su trayectoria vital desde el nacimiento en el reino de Nápoles, pasando por sus triunfos en Europa y su etapa de dos décadas en la corte española. Cada capítulo se inicia con la llegada de Farinelli a un lugar conocido -Nápoles, Roma, Venecia, Viena o Londres- donde tiene lugar algún acontecimiento relevante previamente documentado históricamente, sobre el que el personaje teje reflexiones retrospectivas: la magia de Venecia, la majestuosidad de los emperadores austriacos, cómo el público se enardece con su música, el grisáceo clima de Londres, cómo la grandeza de su arte compensa la mutilación genital sufrida a los 9 años, además de una muy precisa mención de sus actuaciones más significativas.

La joven Ruth Pérez (Vision Net), se introduce con acierto en el ámbito de la novela policiaca con 'Demasiado perfecto', donde se plantea el conocido tema de la manipulación genética en pos de la eugenesia, con ramificaciones en torno al tráfico de mujeres y la adopción de niños en el llamado Tercer Mundo. La protagonista es Sofía, una joven que mientras realiza trabajos para su tesis doctoral en un colegio de élite de Madrid, recibe el aviso de que algo raro ocurre allí, porque detrás de una óptima apariencia puede ocultarse un caso de explotación infantil. Como no puede ser menos, un apuesto detective de la unidad especial de la Policía Nacional se une a la investigación, constituyendo ambos un atractivo binomio cuyas pesquisas, idas y venidas se convierten en el eje de la trama que engancha de inmediato al lector.

Con el subtítulo de 'Plagio', la escritora cubana afincada en Cantabria Andrea Tutor ha publicado 'Vals para Karla' (Clásicos de hoy), una novela original e inclasificable, pues participa de subgéneros tan diversos como la narrativa femenina, el realismo mágico, la experimentación estructural y el relato psicológico, integrando ocasionalmente también rasgos de la literatura amorosa e incluso erótica en la que se ofrece una visión diferente del matrimonio, además de contraponer dos tipos de relaciones homosexuales, para acabar entonando un bello canto al amor. Todo ello para desarrollar la historia de la compleja relación entre dos mujeres: Karla y Carolina a lo largo de diferentes lugares de Europa y América, sin que falte la inevitable ubicación habanera.

EN LENGUA ALEMANA

Ediciones Acantilado nos seduce una vez más con dos libros del escritor austro-húngaro Joseph Roth: Job -escrita originalmente en 1930- aborda el tema del desamparo siguiendo la historia de aquel personaje ejemplo de paciencia cuya peripecia aparece glosada de forma memorable. Subtitulada 'Historia de un hombre sencillo', la obra se centra en el humilde judío Mendel Singer, quien sobrevive en un pequeño pueblo de la Rusia europea dedicado a enseñar la doctrina judaica a los niños de la comunidad hebrea; hombre de fe sencilla, la desgracia le golpea por vez primera cuando su cuarto hijo nace tarado. Poco a poco se van acumulando otras desgracias: la bellísima hija Miriam lleva una vida licenciosa con los cosacos acuartelados en las inmediaciones; las guerras del Zar obligan a los dos hijos mayores a acudir al servicio militar. A todo ello responde Mendel con su inquebrantable fe sencilla; incluso a la contingencia de emigrar a Estados Unidos en pos del hijo que desertó del ejército imperial.

Por su parte, Tarabas recuerda la parábola del hijo pródigo: ambientada también en el periodo anterior y posterior a la 1ª Guerra Mundial, está protagonizada por Nicolaus Tarabas, joven de rica familia rusa, emigrado a Nueva York tras participar en algaradas revolucionarias contra el Zar. Su carácter apasionado e impetuoso le lleva a meterse en problemas también en la ciudad de los rascacielos, de la que sale huyendo para alistarse en el ejército imperial durante la gran guerra europea. Es allí donde se convierte en heroico oficial, tan cruel como disciplinado y valiente. Destaca el estilo épico con el que Roth sabe dibujar a su protagonista, una de las figuras inolvidables de su fecunda narrativa.

El excelente autor de cuentos suizo Peter Stamm en 'Tal día como hoy' (Acantilado) se acerca también a la novela, protagonizada en este caso por Andreas, una especie de lobo estepario -de mediana edad, lúcido, solitario y desengañado- que ejerce como profesor de alemán en un Instituto de París; esto le permite efectuar demoledoras reflexiones acerca de esa profesión en la sociedad occidental, sobre todo a partir del desinterés de los alumnos. Con todo, lo que mejor define al protagonista es su frialdad afectiva -aliada con un evidente atractivo en relación con las mujeres- lo que le lleva a mantener relaciones con solteras y casadas, disfrutando de la costumbre pero evitando todo rastro de emotividad. Mantiene -eso sí- el recuerdo de un amor adolescente nunca culminado veinte años atrás en su pueblo con Fabienne, una muchacha francesa que acabaría por casarse con su mejor amigo. La detección de un cáncer le obligará a ajustar cuentas con lo más significativo de su pasado.

Por último, Mondadori actualiza uno de los títulos clásicos del más grande escritor alemán, Goethe: se trata de 'Las afinidades electivas', novela a caballo entre la ilustración y el Romanticismo, donde asistimos al proceso de disolución de una pareja feliz y madura a causa de la presencia inmediata entre ambos de un íntimo amigo de él y la joven sobrina de ella que establecen un nuevo marco de relaciones, progresivamente abocadas a la tragedia. Del siglo XVIII la obra toma los minuciosos debates en torno al sentido del matrimonio; del movimiento romántico, la apasionada vivencia del amor por parte de la joven Otilia y el maduro Eduard. Con todo, habrá que esperar hasta el Realismo -Balzac, Flaubert, Stendhal, los rusos- para que el tema de las tribulaciones conyugales alcancen su cénit.

OTRAS VIDAS

Han salido también interesantes biografías. En 'Recuerdos de Gustav Mahler' (Acantilado), Alma Mahler reúne vivencias de su noviazgo y una década de matrimonio con un Gustav Mahler -veinte años mayor- ya en pleno éxito público pero nunca libre de fragilidades privadas; anécdotas, recuerdos y algunas cartas del compositor a su esposa trazan un espléndido fresco de la Viena finisecular y de la gran crisis de la civilización europea.

En 'Borges. Una vida' (Seix Barral), Edwin Williamson detalla la trayectoria vital del gran narrador argentino a partir de sus orígenes familiares -la oligarquía criolla de Buenos Aires, muy importante en los primeros tiempos de la independencia- que tendrán influencia decisiva en el carácter y comportamiento de Borges. En este sentido abundan las interpretaciones psicoanalíticas y simbólicas de ciertos textos del escritor. En general puede decirse que toda su escritura aparece en el libro explicada a partir de las circunstancias personales de su protagonista: enorme dependencia familiar -en especial materna-, limitaciones físicas, cosmopolitismo desde la primera juventud, formación autodidacta -no llegó a acabar el bachillerato-, compromiso político con el liberalismo y activa militancia antiperonista, carácter enamoradizo combinado con incapacidad para enamorar a una mujer, hasta el compromiso con María Kodama a principios de la década de los 70.

Finalmente, el periodista Llatzer Moix en 'Mundo Mendoza' (Seix Barral) tras establecer la constante en torno a la que se despliega la escritura del genial novelista barcelonés Eduardo Mendoza -que no es otra que la sátira del poder- lleva a cabo un recorrido por su biografía -con páginas imprescindibles acerca de su estancia en Nueva York, el escenario de casi todas sus ficciones (Barcelona), sus personajes, estilo y tics narrativos e incluso vida sentimental- sin olvidar su no demasiado afortunada incursión en el teatro. La ausencia de pretensiones eruditas y el tono desenfadado -tan mendociano en sí- convierten la lectura de la obra en tarea muy placentera

OTROS GÉNEROS

Dentro de la magna edición de las 'Obras Completas' de Alberti que está llevando a cabo Seix Barral en colaboración con la sociedad estatal de conmemoraciones Culturales, le ha tocado ahora el turno al tercer volumen de su producción poética: la que abarca desde 1941-42 con el libro 'Pleamar', hasta 1963 cuando el poeta regresa a Europa, se establece en Roma y publica 'Poemas diversos'. Se trata de un periodo presidido por la lejanía de España -evocada a cada paso- la integración en la realidad hispanoamericana y una poesía marcada por la variedad métrica, la elemental prédica ideológica en ocasiones -como en la célebres 'Coplas de Juan Panadero'-, el canto a determinadas ciudades y en general una accesibilidad mayor que en los poemarios de décadas anteriores. El responsable de la edición es el poeta y catedrático Jaime Siles, cuyas notas, noticias y variantes finales muestran tanta erudición como sensibilidad a la hora de iluminar los poemas del artista gaditano.

En el ámbito teatral, Espiral /Teatro ha editado dos piezas que reflejan la habilidad del gran José Luis Alonso de Santos para combinar drama y comedia, a través de estructuras dramáticas sencillas, basadas en el contrapunto entre dos personajes que exponen sus visiones del mundo con lenguaje de enorme eficacia escénica. En el caso de 'En manos del enemigo' se trata de un inmigrante ilegal marroquí quien traba contacto en una playa con un ucranio ya asentado en España, que sobrevive mediante el contrabando de droga; tras acompañarle en una expedición nocturna, la desconfianza inicial entre ambos se convierte en abierta solidaridad cuando se ven extorsionados por la policía que quiere quedarse con los beneficios de un alijo a cambio de hacer la vista gorda. Destaca la formidable recreación del habla coloquial del indefenso e ingenuo magrebí y el triunfo de la amistad sobre los iniciales recelos y engaños mutuos.

'Vis a vis en Hawai' desarrolla ese sentido del humor cercano el absurdo que preside las mejores piezas del dramaturgo vallisoletano, en este sentido digno heredero del Miguel Mihura de 'Tres sombreros de copa'. La acción tiene lugar en la prisión de Carabanchel, donde un joven ejecutivo se dispone a disfrutar del encuentro amoroso de hora y media al que tiene derecho cada mes con su esposa; solo que la esposa es en realidad una bellísima profesional del alterne, contratada por su abogado para alegrarle la vida. A medida que avanza la acción ambos van descubriendo sus lados ocultos: él, su fracaso conyugal y las casualidades que le llevaron al trullo; ella las claves de su verdadera identidad. Un tira y afloja personal y afectivo, entreverado con las apariciones del irrepetible funcionario de prisiones encargado de vigilar los cuartos del 'vis a vis', un personaje que remite al inolvidable don Sacramento de la obra de Mihura antes citada. Habilidad constructiva hasta la sorpresa final, humor -en ocasiones negro, absurdo o costumbrista- y esa particular eficacia para captar el habla coloquial son los rasgos esenciales de unos textos de fácil representación, que en su conjunto ofrecen un divertido mosaico de la sociedad actual.

Cierro con tres títulos muy recomendables para los aficionados al cuento literario: Acantilado presenta lo mejor de la narrativa breve del periodista italiano Dino Buzzati (1906-1972) -considerado un discípulo aventajado de Kafka- con 'Sesenta relatos', donde junto a algunas interesantes novelas cortas -la desasosegante peripecia de un gigantesco buque militar construido en secreto por los nazis al final de la guerra ('El acorazado Tod') o la odisea de la alta burguesía milanesa durante un estreno en la Scala al sentirse amenazados por una revolución inexistente- abundan cuentos marcados por la presencia de lo insólito en la vida cotidiana, el agobio y la deshumanización en las grandes ciudades, los tópicos de la moderna crítica de arte, el inevitable destino hacia la muerte y un cúmulo de desconcertantes incidentes menores. Contado todo ello con sencillez -rayana a veces en la simplicidad- maestría y amenidad.

Gonzalo Calcedo en 'Temporada de huracanes' (Menoscuarto) reúne once textos fieles a su poética -historias breves de corte realista, situadas en una localidades imaginarias, presentadas casi siempre desde el punto de vista de individuos que asisten de forma pasiva al desmoronamiento de su vida familiar- en los que sin embargo se dibuja una apertura a la esperanza: es el caso del relato que da título al conjunto, donde la protagonista espera en vano la llegada a un bar del amante ocasional que la ha citado allí; la conversación con el guardabosques devuelve las ganas de seguir adelante a la mujer cuyo marido acaba de abandonarla ('El hombre que charlaba con las ardillas'); la llamada telefónica a un pasajero que conoció en el avión puede ser la única salida para la investigadora que regresa a la universidad de su juventud con el fracaso matrimonial a cuestas ('A dos mil metros de altura sobre el nivel de mar').

Por último Antonio Pereira -el más grande de los cuentistas españoles vivos- ofrece en 'La divisa de la torre' (Alianza) medio centenar largo de relatos en los que mezcla con soberana maestría lo imaginado y lo vivido a partir de una serie de situaciones narradas por una voz muy cercana al propio autor. Los orígenes de su vocación literaria en el Bierzo natal, experiencias por tierras de Asturias, León y Galicia; la vida en Madrid con inolvidables referencias al Café Gijón o al Ateneo; encuentro con otros literatos, como Gamoneda, Cela, Borges o el cantante Amancio Prada; viajes por diversos lugares con motivo de su obra; pero sobre todo lo que encantará al lector de Pereira es comprobar como mantiene integro ese estilo caracterizado por la moderada ironía, el humor, la sutileza y la capacidad de sugerir.
Vocento
SarenetRSS