El joven ucraniano confiesa el crimen de Torrevieja

EFE

El hombre que supuestamente mató a su pareja, una mujer rusa de unos 30 años, la madrugada del domingo en Torrevieja confesó el crimen a la Guardia Civil poco después de haberla degollado, explicó ayer la subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares. Tras guardar cinco minutos de silencio en señal de repulsa por esta última muerte, Llinares indicó que estaba previsto que ayer el presunto homicida pasara a disposición judicial y recordó que la víctima nunca le había denunciado por malos tratos. Al parecer, el joven, de 26 años y nacionalidad ucraniana, llegó de madrugada al domicilio que ambos compartían en Torrevieja en estado de embriaguez y comenzó una discusión con la víctima, a la que supuestamente degolló con un cuchillo.

Posteriormente, se dirigió al puesto de la Guardia Civil de Torrevieja y comunicó a los agentes que «había tenido una discusión con su pareja y que la había matado», precisó la subdelegada.

El SAMU recibió el avisó de la Guardia Civil alrededor de las 00.30 horas, pero cuando una ambulancia llegó al lugar, la mujer ya había muerto, según fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias. El joven fue detenido por la Benemérita como presunto autor de los hechos y ha permanecido en las dependencias de este cuerpo en Torrevieja.

Llinares explicó que la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la instrucción del caso, está investigando ahora si la mujer o la pareja tenía hijos.

En su comparecencia, la subdelegada insistió en la importancia de la colaboración ciudadana y, en especial de los vecinos, a los que ha pedido que, «si oyen gritos y ante la más mínima duda», llamen a la Policía o la Guardia Civil para que vayan a investigar.

Vecinos del edificio donde convivía la pareja, situado en una zona marginal de Torrevieja, manifestaron que habían escuchado la pelea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos