Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Deportes

PIRAGUISMO

El palista cántabro y su compañero Herranz logran su décimo triunfo en el Descenso Internacional y baten el récord de la prueba, vigente desde 1988

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Julio Martínez manda en el Sella
Julio Martínez, a la derecha, y su compañero Javier Herranz celebran el triunfo nada más atravesar la meta. / EFE
El cántabro Julio Martínez se alzó ayer, junto al asturiano Javier Herranz Agüeria, con su décima victoria en la categoría K-2 en el Descenso Internacional del Sella , en el que han batido el récord marcado hace 20 años.

A pesar del escaso caudal que presentaba el río, Martínez y Herranz se han impuesto con un notable registro de 1 hora 6 minutos y 15 segundos, 21 segundos menos del mejor registro conseguido hasta ahora en esta prueba en 1988 por los australianos J.Jacoby y Ramon Andersson.

Martínez y Herranz han llegado con comodidad a la meta situada en el puente de Ribadesella, seguidos muy de lejos por el zamorano Emilio Merchán y el gallego Álvarez Fernández Fiuza.

En tercera posición, han hecho su entrada los asturianos Manuel Busto y Emilio Llamedo, que lograron sacar media piragua a los campeones de la anterior edición del Sella , los palentinos Jorge Alonso y Santiago Guerrero, que han sido cuartos.

En la prueba han participado 963 palistas y casi 690 embarcaciones procedentes de 19 países y ha sido seguida a lo largo de sus 19 kilómetros de recorrido entre Arriondas y Ribadesella por decenas de miles de seguidores de la tradicional Fiesta de las Piraguas de Asturias.

Martínez y Herranz salieron en el duodécimo lugar en Arriondas, por detrás de la pareja palentina, a la que lograron superar ya en las primeras paladas.

Fuerte ritmo

Tras una salida en la que no se vivieron muchos problemas, la K-2 de Julio Martínez tomó así la cabeza y marcó un fuerte ritmo en los primeros minutos, lo que le permitió abrir una importante brecha sobre sus perseguidores inmediatos, los palentinos Alonso y Guerrero y por los asturianos Busto y Llamedo.

Estos últimos fueron aumentando poco a poco las distancias y consiguieron superar a los palentinos, en compañía de la K-2 integrada por zamorano Emilio Merchán y el gallego Álvarez Fernández Fiuza, otra de las favoritas en esta edición.

A mitad de recorrido, la pareja liderada por el palista cántabro había ido incrementando su ventaja y sacaba ya 45 segundos a sus perseguidores inmediatos, la K-2 de Merchán y Fiuza.

Se abrazó a Revilla

La distancia siguió acrecentándose en la segunda mitad del recorrido y a los diez kilómetros se elevaba hasta un minuto y 15 segundos. Aunque la ventaja siguió creciendo en el tramo final del descenso, la pareja vencedora recurrió a la maniobra de porteo -salir del agua para correr cargando con la piragua- al llegar a la Isla de la Boticaria, al igual que hicieron sus seguidores, dado el bajo nivel de agua en la zona.

Entre los miles de espectadores que ayer siguieron este Descenso estaba el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que es un habitual de esta prueba. El presidente cántabro, de hecho, fue el primero en abrazarse a Julio Martínez nada más salir del agua.

En K-1, el leonés José Julián Becerro, del club Bañezano llegó en solitario a la meta En categoría femenina, la K-2 de la gallega María Pérez y de la vasca Naira Gómez se hicieron con la victoria.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS