Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 31 julio 2014

Santander

SANTANDER

Las obras mejorarán el abastecimiento de alrededor de 15.000 vecinos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La presión del agua en los edificios altos de General Dávila ya es la correcta
Zanjas para las tuberías en General Dávila. / ROBERTO RUIZ
Alrededor de 15.000 vecinos de General Dávila y calles limítrofes ya cuentan con una presión de agua en sus domicilios adecuada y suficiente, según anuncio la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santander, Carmen Ruiz.
Las 4.856 viviendas que se localizan entre el depósito de aguas de Pronillo y la Finca Altamira -General Dávila, Las Salesas, Porrúa, Váquez de Mella, Barrio Obrero, Mendiocuague, Colonia del Mar...- disfrutan, tras las obras realizadas, de caudal de agua y presión suficiente. «Se han acabado los problemas que tenían que afrontar los vecinos de muchos pisos altos de estas viviendas, quienes al recibir el agua del depósito de El Tojo y vivir en una de las zonas más elevadas de Santander, no podían surtirse directamente de la red, en condiciones aptas de caudal y presión, lo que a su vez obligaba a las comunidades de propietarios a instalar grupos de presión común», dijo la concejala.
Ahorro económico
Estas viviendas reciben el agua directamente del depósito de El Tojo y, al tratarse de la zona más alta de la ciudad, parte de sus edificios no podían acceder a la red en condiciones suficientes, por lo que las comunidades de vecinos de los edificios más altos se veían obligadas a instalar depósitos de alimentación y grupos de presión propios, los cuales, fruto de los trabajos llevados a cabo, se han eliminado, consiguiendo así un «importante ahorro económico» para los propios vecinos, además de «una mejora en la eficiencia energética gracias a la reducción de emisiones de CO2», explicó Ruiz.
Las obras, recordó la concejala, consistieron en la instalación de un grupo de presión común en el depósito de Pronillo para todo el área de General Dávila, que funciona a pleno rendimiento, permitiendo el suministro a los usuarios directamente de la red. Se ha aumentado la presión en la zona afectada, lo que equivale aproximadamente, dijo Ruiz, a suministrar con presión a una altura de seis pisos superior a la situación anterior.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Santander
más videos [+]
Santander
Vocento
SarenetRSS