Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Martes, 29 julio 2014

Internacional

INTERNACIONAL

Hallan una nota de siete prisioneros del campo de exterminio de Auschwitz
29.04.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Mensaje desde el infierno
El mensaje está escrito a lápiz y fue introducido en una botella. Contiene los nombres de siete jóvenes prisioneros -seis polacos y un francés-, que tenían la seguridad, como le ocurrió a la mayoría de ellos, de que estaban condenados a morir en el campo de exterminio nazi de Auschwitz. En la nota, fechada el 6 de septiembre de 1944, se pueden leer, además, los números con que les marcaron a su llegada al campo polaco y sus lugares de origen.
Casi 65 años después, unos albañiles que trabajaban en un edificio cercano a uno de los lugares más significativos de la barbarie del nazismo se toparon con una botella en cuyo interior estaba la nota. «Todos eran jóvenes que intentaron dejar alguna evidencia de sus respectivas existencias», dijo el portavoz del Museo de Auschwitz, Jaroslaw Mensfeldt. «Creemos que arrancaron un pedazo de un saco de cementerio para utilizarlo como papel y escribir el mensaje», añadió.
Durante la ocupación nazi, el edificio fue utilizado como depósito de alimentos y, probablemente, los siete prisioneros habían recibido la orden de convertirlo en un refugio antiaéreo.
Después de constatar la autenticidad del escrito, los responsables del Museo de Auschwitz revelaron que dos de los siete prisioneros ha- bían sobrevivido aunque no especificaron de quiénes se trataba. Lo ocurrido llegó a oídos de la nieta de Albert Veissid, un judío francés que fue deportado a Auschwitz el 30 de mayo de 1944. Y casualmente su nombre aparecía en el mensaje. El anciano, de 84 años, que vive en la localidad de Allauch en las cercanías de Marsella, no se explica cómo su nombre aparece en la nota escondida en la botella.
Al ser trasladado al campo de exterminio, Veissid se declaró masón y fue destinado a trabajar en la construcción de un búnker, «No entiendo por qué mi nombre aparece en el papel, pero me gustaría saber lo que ha sido escrito», dijo el anciano.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Videos de Internacional
más videos [+]
Internacional
Vocento
SarenetRSS