Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cantabria General

CANTABRIA

Su cultivo experimental en Soba, Campoo de Suso y Alfoz de Lloredo ofrece buenos resultados

07.05.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Buena implantación, ausencia de plagas y de malas hierbas que afecten su cultivo, precocidad y rápido desarrollo como para realizar dos siembras por campaña, alto rendimiento por hectárea... Estas son algunas de los principales conclusiones que se han obtenido tras evaluar el comportamiento agronómico de las plantaciones experimentales de trigo sarraceno -también conocido como 'soba' o alforfón- que está llevando a cabo la Consejería de Desarrollo Rural con el fin de conocer las posibilidades de introducir y cultivar esta planta en Cantabria.
Las principales conclusiones hacen referencia a la gran potencialidad de la planta y a la buena calidad de la harina resultante que se encuentra dentro de los márgenes que exigen los controles de calidad en Japón. Y es que Japón es el país consumidor por escelencia de este producto, unas 116.000 toneladas al año, de las que sólo produce un cuarto; el resto lo importa. Y Cantabria podría sumarse a la lista de proveedores de ese trigo sarraceno.
«Se abre una alternativa con un producto de gran interés y con diversas posibles aplicaciones», señaló Jesús Oria, consejero de Desarrollo Rural, al presentar los primeros resultados del proyecto experimental de trigo sarraceno que se puso en marcha el pasado año y que se alargará hasta 2010 y del que se obtendrán resultados como qué variedad o variedades son las más idóneas así como su potencial provecho transformador en pasta, harina, abono... Una opción más con la que diversificar la producción agraria y para la que en Cantabria habría «más de sesenta mil hectáreas adecuadas para este cultivo».
Exactamente 64.673 hectáreas «de superficie potencial», según la bióloga Eva María García Méndez, directora del equipo que supervisa el proyecto de investigación, una superficie en la actualidad destinada a prado o en su mayor parte semiabandonada.
García Méndez explicó que en cada una de las tres fincas experimentales en diferentes zonas de la región (ver cuadro) se ensayaron tres cultivares de trigo sarraceno con el fin de conocer su comportamiento biológico en cada uno de los niveles y altitudes y, también, para evaluar las fechas de siembra más adecuadas. Los parámetros que más se han cuidado han sido los de crecimiento, rendimiento y calidad.
Según la bióloga, el trigo sarraceno puede ser elaborado para consumo humano, para alimentación animal e incluso para abono. En el primer caso, se trataría de un alimento de alto valor nutricional y de propiedades beneficiosas.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Aprobación en el pleno del Ayuntamiento de Santander la modificación del PGOU
El Ayuntamiento de Santander ha aprobado este jueves…
Llega al puerto de Santander el AidaMar
Este moderno buque con cerca de 3.000 pasajeros…
Rulo presenta su segundo disco en Reinosa
El cantante abarrota el Teatro Principal de Reinosa…
Videos de Sucesos
más videos [+]
Sucesos
Vocento
SarenetRSS