Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

PANORAMA CANTABRIA

Cuenta con 2.500 socios y una cifra de facturación de 60 millones de euros. Comercializa 80 millones de litros de leche, un millón de kilos de carne y 80 millones de piensos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
AgroCantabria es una cooperativa ganadera que ha nacido con vocación innovadora y de liderazgo en la Cornisa Cantábrica. Creada en enero de 2007, tras la fusión de cuatro cooperativas de la región: La Sam, de Renedo de Piélagos; Siete Villas, de Meruelo; Virgen de Valvanuz, de Villacarriedo; Cuenca del Besaya, de Molledo y SAT Valle de Soba, incorporada al grupo recientemente.
Cuenta con 2.500 socios y alcanza en la actualidad una cifra de negocio de 60 millones de euros de facturación anual, con una comercialización anual de 80 millones de litros de leche, un millón de kilos de carne y 80 millones en piensos, que genera 60 puestos de trabajo directos. Su dimensión económica y social la sitúa en cabeza de las cooperativas ganaderas de la Cornisa Cantábrica y en primeros lugares de España.
El proyecto surge tras la fusión acordada por los correspondientes consejos rectores a través de asambleas de las cinco cooperativas mencionadas. Ha requerido acometer una reorganización de instalaciones y de personal. Así, el centro de Renedo, en los locales de la antigua Cooperativa Lechera Sam, acoge a los servicios veterinarios, de ordeño, el departamento comercial, así como una de las cuatro oficinas creadas para dar servicio de asesoramiento a las explotaciones de los socios y una agrotienda.
La gestión y administración se realiza en la sede de Sergacán, en Santander, instalación ubicada en el Berrio Pesquero.
Para el presidente de AgroCantabria, Bernardo Díaz Cobo, «no es fácil dar cuerpo a esta clase de proyectos», pero ha sido posible en este caso, después de realizar un estudio profundo de la situación del sector ganadera en Cantabria, la edad de los ganaderos en activo contando por último con la conformidad de las asambleas de socio de las cooperativas fusionadas. «Hubo que dar muchas charlas para los objetivos que se perseguían», dice.
El proyecto fue aceptado desde el principio por los ganaderos, según Díaz Cobo, ganadero desde los catorce años, propietario de una explotación de ganado de leche en Pedroso, localidad del municipio de Villacarriedo. Un hombre de gran vocación ganadera, conocedor del sector y lo que éste representa en Cantabria a todos los niveles, según se deduce a lo largo de la entrevista mantenida con él.
Díaz Cobo estima que era muy necesario contar con una macrocooperativa como esta. «Tal y como está el sector, el ganadero necesita un montón de servicios que desde una infraestructura pequeña no se pueden dar, y sí desde una fuerte que permita tener un personal cualificado. Hace 80 años, cuando se fundó la industria láctea Sam de Renedo, con muchos problemas entonces, se puso en marcha para recoger la leche que producían los ganaderos, incluidos los que producían pequeñas cantidades. Llegó a ser una gran empresa. A pesar de los años transcurridos las cosas han cambiado muy poco, teniendo en cuenta que en estos momentos estamos atravesando una gran crisis los ganaderos en Cantabria, algunos con dificultades para vender la leche, más preocupante esto que los bajos precios», reflexiona.
Díaz Cobo es presidente también de Sergacán, cooperativa de segundo grado, y lo fue de una central de compras formada por gallegos, asturianos y cántabros, un grupo importante formado por 80 cooperativas.
AgroCantabria abarca varias áreas. Por una parte está la recogida de leche, 245.00 litros diarios, de los socios, que se encuentra en el mercado consumidos con la marca Leche Altamira, de máxima calidad. Fabrica también mantequilla con el mismo nombre en el centro de Bárcena de Carriedo, del orden de 720 toneladas; hace dos años se abrió una sala de despiece de carne de vacuno en el matadero de Guarnizo, que llega al público en bandejas, carne de identificación geográfica Protegida. Un valor añadido para los ganaderos a los que se compran sus animales. Además, se produce el 39% del pienso que se fabrica en Cantabria. En leche es el primer comprador, el de mayor volumen de recogida.
El presidente de AgroCantabria está satisfecho con la labor realizada. «Creo que es para estarlo de alguna manera, dejando claro que no se debe a un presidente, sino a un equipo, desde los consejos rectores al personal que ha trabajado, buscando lo mejor para el ganadero y el propio sector», explica y añade que de cara al futuro y teniendo en cuenta que es un proyecto para todos «aspiramos a que la mayoría de los ganaderos de la región estén agrupados. En mente tenemos crear otras actividades y servicios. De momento, uno importante relativo a seguros, todo ello a corto plazo», apunta Díaz Cobo.
En cuanto a la gravedad de la situación en el campo, el presidente de AgroCantabria señala que es «intolerable que en 2009 haya que producir la leche a 42 pesetas litro, precio medio, mientras que los costes de producción están por encima. Ahora las cuentas no salen por ninguna parte. Si la situación dura mucho puede ser una catástrofe, no solamente en la región sino en toda la Cornisa Cantábrica, principal productora de leche en España. Tal y como esta la situación, calculo que en Cantabria pueden quedar poco más de un millar de ganaderos de leche y parecido número de carne». Además, cree que no se valora la labor del ganadero en Cantabria. «A nivel medioambiental es importantísima. Cantabria no se concibe sin ganaderos. Sería un riesgo muy grande porque tarde o temprano la región sería un bardal, perdería su gran atractivo y estaríamos perdiendo un seguro de vida. Esto hay que analizarlo muy a fondo para que no ocurra. Alguien tendrá que tomar cartas en el asunto para salvar el sector primario y la despoblación en el medio rural», afirma.
En cuanto a los retos de la globalización, «Cantabria a nivel de estructuras, calidad y genética al animal, está totalmente preparada. Tenemos muchas cosas a favor, empezando por la climatología y la profesionalidad de nuestros ganaderos, lo que no entiendo es que siendo deficitarios en la producción de leche se pague tan poco al ganadero», subraya.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS