El inicio de la temporada en la Reserva cumple con las buenas perspectivas

Once jabalíes fueron abatidos en las primeras cacerías de la campaña Se detectó la presencia de suidos en la mayoría de las batidas efectuadas

F. FERNÁNDEZ-CUETOSANTANDER
Componentes de la cuadrilla numero 86, capitaneada por Ernesto Maza, con los dos jabalíes que abatieron en Calejo Linares. / DM/
Componentes de la cuadrilla numero 86, capitaneada por Ernesto Maza, con los dos jabalíes que abatieron en Calejo Linares. / DM

Arrancó la temporada de caza en la Reserva del Saja y lo hizo, tal y como cabía esperar, con unos resultados que pueden considerarse positivos. Puede que la cifra final de jabalíes abatidos -11 en total- no sea demasiado elevada. Cierto. Pero nadie podía esperar que en estas fechas fueran mucho mejores y menos cuando sólo se ha cazado una jornada, la del domingo. De alcanzar cotas mayores ya habrá tiempo a lo largo de una campaña que, sin duda, promete. Y mucho.

Por el momento, los aficionados que acudan al monte en estas primeras jornadas tendrán que hacer frente a todos los inconvenientes propios del mes de septiembre. Es decir, tendrán que lidiar con la excesiva maleza, con el calor -aunque visto lo visto en los últimos días...-, con la falta de entrenamiento de los actores principales de la película cinegética, los perros, y con la falta de entrenamiento propia.

Bastantes jabalíes

En cualquier caso, y pese a la presencia de todos estos problemas -sin duda lo son-, lo cierto es que en prácticamente todas las cacerías que se desarrollaron se echaron jabalíes. En unos casos, como es el de los montes lebaniegos, fueron numerosos. En otros, no lo fueron tanto. Pero en todos ellos hubo movimiento de suidos.

La falta de puntería en los tiros o el agotamiento de los perros, que en la mayoría de los casos a media mañana ya no podían con su alma, hicieron que muchos de los jabalíes levantados salieran indemnes de la situación. En otros casos, la fortuna corrió del lado de los cazadores.

Eso puede decirse de lo ocurrido en montes como Monte Aa, Calejo Linares o Panda Carrielda, de donde las cuadrillas que 'actuaban' en ellos se bajaron con dos animales.

En el caso de Tornero, en Campoo, Peña Fresneda, en Cabuérniga, y Caviña, Negreo y Troncos y Hayedo y Tejeo, en el Nansa, las diferentes cuadrillas se tuvieron que conformar con un jabalí, que no es poco.

Con ilusión

Por otra parte, para el fin de semana que se avecina, en el que se cazará tanto el sábado como el domingo, las perspectivas son, evidentemente, positivas, al menos lo son para las cuadrillas que, en muchos casos, se disponen a iniciar la temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos