eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 17 / 20 || Mañana 15 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Biblioteca y Archivo, una instalación de excelencia

TRIBUNA LIBRE

Biblioteca y Archivo, una instalación de excelencia

13.01.10 - 00:08 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
E pasado 16 de diciembre vivíamos el gran acontecimiento cultural del año en Cantabria: la inauguración oficial de la Biblioteca Central y el Archivo Histórico Provincial en su nuevo emplazamiento de Marqués de la Hermida. Una instalación de excelencia llamada a convertirse en una de las grandes fortalezas de la candidatura de Santander 2016 a Capital Europea de la Cultura y referencia nacional, tanto por la belleza arquitectónica que representa la recuperación del antiguo edificio de Tabacalera, como por sus dotaciones y servicios. La ministra de Cultura, Angeles González -Sinde, lo destacó en su discurso de inauguración: ésta es una de las mejores bibliotecas de España. Una biblioteca que esta semana ha vivido otro gran día: su verdadera puesta de largo, con la apertura a los usuarios, para quienes se ha puesto a su disposición un edificio de más de 20.000 metros cuadrados, dotado con las últimas tecnologías y llamado a convertirse en un ente dinamizador de la vida cultural de Santander y de Cantabria. Y es que esta instalación de máximo nivel no sólo cumplirá sus funciones como biblioteca y archivo, con salas destinadas a consultas, lectura y zona de investigación, sino que también acogerá otras actividades culturales (exposiciones y conferencias) y ofrece una cómoda y acogedora sala para consultar su sección de hemeroteca. Una sección que recomiendo visitar a mi antecesor en el cargo de consejero de Cultura, Turismo y Deporte, el diputado del PP, José Antonio Cagigas.
Tirar de hemeroteca es saludable para la memoria y para corregir lapsus tan graves como el de no recordar, ni siquiera, los años en los que ejerció como consejero de Cultura. Y es que el señor Cagigas, en una tribuna publicada el pasado viernes, 8 de enero, en estas mismas páginas, incluso llega a errar al atribuirme un año más de gestión al frente de esta Consejería (le recuerdo, y le corrijo, que he vuelto a ser consejero de Cultura, Turismo y Deporte desde el año 2003, y no desde 2002 como usted dice). Al margen de tamaño error, también le llamo la atención y le recomiendo encarecidamente que visite la nueva hemeroteca de la biblioteca de Marqués de la Hermida para refrescar la memoria y ordenar ciertos datos, fechas y acontecimientos en torno a un proyecto que, por cierto, el día de su inauguración, me ocupé personalmente de calificar como colectivo y fruto del esfuerzo de varios gobiernos regionales y nacionales que han venido trabajando en su consecución. A mí, señor Cagigas, no me falla la memoria, muy al contrario, tengo a gala usarla con responsabilidad y gratitud, y reconocimiento cuando corresponde. La hemeroteca le sería muy útil para recordar que el retraso de las obras de rehabilitación del antiguo edificio es, precisamente, responsabilidad única y exclusivamente suya y, como usted mismo presume, de los gobiernos regional y nacional gestionados por el PP en la legislatura 1999-2003. Momento en el que el entonces presidente de Cantabria, José Joaquín Martínez Sieso, y el ministro Mariano Rajoy firman un convenio para la conversión del antiguo edificio de Tabacalera en Biblioteca Central y Archivo. Un convenio que no contempla en ninguno de sus puntos que la dotación del edificio debería correr exclusivamente a cuenta del Gobierno de Cantabria y cuyo primer fruto fue la aprobación de un proyecto de obra que el Gobierno del PRC-PSOE heredó con tales errores, que nos hemos visto obligados a incluir sendos modificados durante su ejecución. Señor Cagigas, su proyecto no contemplaba detalles como el micropilotaje que requería el edificio (primer modificado y el primer motivo de retraso), ni las alturas de las plantas -¿recuerda que aprobó el diseño de tres plantas en la zona del archivo cuando sólo había altura para dos?- (segundo modificado, más retraso). Se le olvidaron otros detalles como la necesidad de colocar los 63 kilómetros de estanterías en armarios compactos sobre raíles o que la dotación de salón de actos, material informático, etc, . supondría una inversión de otros cerca de 1,5 millones de euros más. Y podemos seguir, pero no es cuestión de aburrir a los cántabros con más detalles técnicos, sino de recordarle la utilidad de las hemerotecas y la necesidad de gestionar con responsabilidad (algo que usted exige, pero que no hizo en su momento), asumiendo proyectos sensatos y no mal redactados y con flecos, que luego deben subsanar otros.
¿Habla usted de gestión y dinero, y no de fotos? Quizás, la foto del señor Rajoy y Martínez Sieso se hizo con demasiada prisa y salió algo movida, tanto que ahora le duele al PP de Cantabria ( supongo que al de Madrid también) que nuestra Comunidad cuente con una infraestructura de excelencia, que ha constituido una auténtica sorpresa arquitectónica y que ha llegado para mejorar la calidad de vida de los cántabros. ¿Cuándo vamos a ver al PP de Cantabria alegrándose porque la región avance con los tiempos y cuente cada vez con más y mejores infraestructuras, servicios y dotaciones que benefician a todos sus ciudadanos? Ni tan siquiera les parece bien que, en un momento como el actual, la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria tenga la capacidad de generar empleos como estamos haciendo. Estoy orgulloso de haber sacado adelante un proyecto como éste, aun cuando su presupuesto se ha duplicado y ha superado los 30 millones de euros (nada que ver con la cifra inicial que usted anunció en su momento y, por supuesto, con los plazos que aventuró sin responsabilidad alguna). No sólo la Consejería está haciendo es este momento un gran esfuerzo para dotar de técnicos un ente del calibre de una biblioteca y un archivo, sino también para crear empleo. Y la fórmula elegida, a través de una convocatoria pública de la Sociedad Regional de Cultura y Deporte, le aseguro que es la idónea porque con ella hemos garantizado la puesta en funcionamiento de una de las mejores bibliotecas de España. Le adelanto, aunque a usted le duela, que seguiremos ampliando el personal de la misma y que, de forma progresiva y en el tiempo, el edificio llegará a estar atendido por cien personas. De momento, ya hemos firmado trece contratos y pasaremos, a medio plazo de 22 a 73 empleados (entre biblioteca y archivo).
Estoy hablando de cultura de calidad en grado superior, pero también de cultura del esfuerzo y buena gestión, como la que ha llevado a conseguir en estos últimos casi siete años que el sistema de lectura pública de Cantabria haya pasado de contar con menos de una decena de bibliotecas en 2003 a superar la treintena actual. Lo que significa que el cien por cien de los municipios con posibilidades de hacerlo (con más de 5.000 habitantes) se han adherido a este sistema, que tiene su epicentro en la Biblioteca Central de Cantabria. Sí, señor Cagigas, en algo estoy de acuerdo con usted: Estamos de enhorabuena porque contamos con una Biblioteca Central y un Archivo Histórico de excelencia, hechos desde la gestión eficaz que realiza este consejero y el Gobierno del PRC-PSOE al que representa. Hecho sin prisas y abierto con licencia. No como otras obras dejadas por usted como la Filmoteca de Cantabria, que, aún hoy, nos vemos obligados a mantener con andamios y cuya licencia de funcionamiento hemos tenido que gestionar años después de su apertura porque usted quiso abrir para hacerse la foto con demasiada rapidez.
Cuando pase por la hemeroteca no olvide consultar los periódicos que recogen el acontecimiento histórico cultural acaecido en Cantabria un 16 de diciembre de 2009.
En Tuenti
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.