eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 12 / 16 || Mañana 10 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Bares, pubs y discotecas deberán instalar sonómetros

torrelavega

Bares, pubs y discotecas deberán instalar sonómetros

Un juzgado ha ratificado la obligatoriedad de contar con estos aparatos para que se pueda controlar el nivel de ruido

18.03.10 - 14:26 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 ha ratificado la obligatoriedad de que los bares, pubs y discotecas de Torrelavega instalen medidores de sonido en sus establecimientos, con el fin de poder controlar de forma continuada el nivel de ruido que emiten.
Esta resolución judicial es consecuencia del recurso interpuesto por una treintena de hosteleros, unidos en una asociación gremial, que rechazaban la instalación de los sonómetrros al considerar que la normativa sobre ruidos ya es suficientemente restrictiva, puesto que exige la total insonorización de los locales para poder abrir.
Además, se oponían a instalar los aparatos limitadores-registradores de sonidos exigidos en la normativa municipal, porque su coste ronda los 1.800 euros y estiman que se podrían utilizar otros mas baratos, cuyo precio podría rondar los 700.
En rueda de prensa, el concejal de Medio Ambiente, Pedro Aguirre, ha asegurado que la resolución judicial "aclara" la aplicación de la normativa y que, a partir de ahora, se procederá a notificar a los hosteleros la obligatoriedad de contar con los sonómetros, como ya han hecho los propietarios de otros locales de la ciudad.
Este contencioso entre Ayuntamiento y hosteleros ya ha tenido otros dos resoluciones judiciales desde que a comienzos de 2008 el Ayuntamiento exigió a 89 locales y bares de la ciudad instalasen limitadores de emisión de ruidos.
Estos aparatos deben estar conectados con las dependencias municipales mediante un sistema telemático para tener constancia de las superaciones que se produzcan y para registrar y almacenar los datos sobre ruidos a fin de que sirvan como prueba a la hora de quejas vecinales o tramitar sanciones.
La compra de estos aparatos y su instalación debe ser costeada por los propietarios de los locales, además de la correspondiente homologación conforme a la normativa nacional y también a la regulación municipal.
Una vez instalados, los servicios técnicos del Ayuntamiento los revisarían uno por uno para asegurar su correcto funcionamiento, ya que las mediciones que lleven a cabo servirían para tramitar las sanciones cuando se sobrepasen los niveles máximos permitidos.
Aguirre ha explicado que la instalación de los sonómetros "es beneficiosa para los hosteleros y para los vecinos de los locales", ya que disponen de un parámetro objetivo en las posibles controversias que se generen.
Además, ha destacado que la única exigencia que tiene el Ayuntamiento sobre estos aparatos es que permitan la "comprobación telemática" de los registros, pero que cada hostelero tiene "completa libertad" para elegir el modelo que estime oportuno.
Con ello, ha asegurado que los sonómetros ayudarán a lograr que los locales de hostelería, en su mayor parte ubicados en la zona de vinos de Torrelavega, funcionen de forma correcta.
En Tuenti
Bares, pubs y discotecas deberán instalar sonómetros
Muchos de estos locales que deberán instalar sonómetros están ubicados en la zona de vinos de Torrelavega./DM.
Videos de Torrelavega-Besaya
más videos [+]
Torrelavega-Besaya
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.