eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 17 / 25 || Mañana 15 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El teléfono confirma que José Bretón no dice la verdad

desaparición de los niños Ruth y José

El teléfono confirma que José Bretón no dice la verdad

Una llamada a Ruth refleja que el padre de los niños también engañó sobre lo que hizo la mañana del suceso

25.04.12 - 09:02 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El teléfono confirma que José Bretón no dice la verdad
Bretón acude a una de sus declaraciones en el juzgado. EFE
José Bretón reconoció en su declaración judicial que había llamado a su mujer, Ruth Ortiz, tres veces la mañana del día 8 de octubre, cuando desaparecieron los niños. Fue entre las once y la una de la tarde. No supo precisar más. Ella no respondió a ninguna de sus llamadas.
El exhaustivo informe policial sobre tráfico de llamadas aportado al sumario recoge una especialmente importante realizada a su exesposa poco antes de las once. La captó la antena repetidora situada junto al hospital militar de Córdoba, según ha podido saber este periódico.
En casa de su hermana
A esa hora, según Bretón y según sus familiares, estaba en casa de su hermana Catalina con sus hijos; la vivienda está situada a poco más de un kilómetro del hospital. Sin embargo, la Policía ha comprobado decenas de veces que esa antena no recoge las llamadas realizadas desde esa vivienda. Ni una sola vez la ha recepcionado, sino que salta a otros repetidores.
¿Qué significa? Sencillamente que el imputado miente, que no estaba donde asegura que estaba. Y que sus familiares o no son precisos en las horas o no cuentan toda la verdad. «¿A qué hora se fueron su hermana y su cuñado?», preguntó el juez instructor, José Antonio Rodríguez Lainz, a Bretón cuando le interrogó en febrero. «Pues entre que prepararan a la niña, pues que fueran cerca de las once y media», respondió. El magistrado insistió en la hora y él se reafirmó. «¿Qué coche cogieron?». «Eh.. Pues a ciencia cierta no lo sé... Pero...» A continuación el magistrado le interrogó sobre el coche que utilizaron. Bretón: «Es que no lo sé, luego mi prima me llevó en el Kia... No sabría decirlo pero eso preguntándoselo a ellos lo sabrían. A mí me llevó luego de vuelta en el Kia... Yo creo que no hicieron cambio de coche y que llegaron a sacar muchas bolsas pero como no van los niños...»
El puntilloso interrogatorio tenía un fin muy claro. El magistrado ya había evidenciado en sus autos las mentiras del detenido respecto a la tarde de la desaparición, pero quería corroborar que tampoco contaba la verdad respecto a lo que hizo esa mañana.
La llamada realizada desde un lugar distinto al que aseguraba estar era uno de los elementos; aunque había otros dos, que también se han conocido tras levantarse el secreto del sumario. El primero, el famoso Kia Picanto propiedad de Catalina Bretón. Un coche idéntico -no se puede apreciar la matrícula- fue grabado por la cámara del centro de menores situada junto a la finca de «Las Quemadas». Un hombre aparcó a unos 20 metros de la entrada de la parcela a las 11.05 de la mañana. Vestía como el padre de los niños. Diez minutos después, esa persona volvió al vehículo, tal y como señaló con todo lujo de detalles un testigo, que se fijó en el pequeño bolso del que Bretón parece que no se separaba. Para el juez los tres datos significan una mentira más y apuntalan su tesis de que es el único responsable de la desaparición de los pequeños. Todo apunta a la finca
Las nuevas declaraciones que empezará a tomar el instructor la próxima semana se dirigen a despejar estas dudas, estas mentiras, antes de dictar el auto de procesamiento. Con la investigación policial, milimétrica, exhaustiva, prácticamente concluida, la labor del juez y de los investigadores tiene ya un objetivo único: encontrar a los pequeños Ruth y José. Todas las pesquisas, miles de folios, apuntan en una dirección única: «Las Quemadillas». Los investigadores tienen la certeza de que los niños están enterrados en esa finca o muy cerca.
En Tuenti
Videos de Nacional
más videos [+]
Nacional
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.