eldiariomontanes.es
Miércoles, 30 julio 2014
claros
Hoy 17 / 21 || Mañana 15 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El acusado de violar a una amiga con una enfermedad mental es el 'ladrón de peluches'

El juicio concluyó hoy

El acusado de violar a una amiga con una enfermedad mental es el 'ladrón de peluches'

El Ministerio Fiscal pide diez años de cárcel para el acusado que dice que fue una "fabulación" de la víctima

02.05.12 - 11:05 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los guardias civiles que hoy han comparecido como testigos en el juicio por agresión sexual contra una mujer aquejada de problemas físicos, esquizofrenia y depresión han revelado que el acusado es un viejo conocido del puesto de Camargo, pues se trata del que en su día se apodó como 'ladrón de peluches'.
El hombre, Santiago C. E., había sido detenido en agosto de 2010 como autor de 54 robos en vehículos. En todos ellos había muñecos de peluche dentro, que luego se llevaba a su casa.
El caso que ahora le ha sentado en el banquillo nada tiene que ver. Una mujer, con la que mantenía cierta relación de amistad justo en las mismas fechas, le acusa de haberla violado "seis o siete veces" durante los cuatro meses que fueron amigos, aunque ella misma admitió que no le denunció hasta la última (20 de diciembre de 2010) porque le tenía cariño, "él estaba enamorado de mí y me ayudaba mucho" y no quería que fuera a la cárcel.
Lo cierto es que Santiago lleva en prisión preventiva desde que fue detenido por esos hechos, y esta mañana ha vuelto a defender su inocencia. Dice que las relaciones sexuales que mantuvo con su amiga fueron consentidas, aunque la víctima, de aspecto frágil y sollozando, relató en la Audiencia los episodios con crudeza.
En el último dijo que hasta forzó a su perro a realizarle una felación, por lo que contó los hechos a una amiga que la animó a ir al médico y denunciar a Santiago. Sin embargo, las médicos forenses que la asistieron observaron que las lesiones que presentaba en su zona genital eran compatibles con una relación sexual "brusca", pero no necesariamente con una agresión. Además, los guardias civiles que acudieron a la casa aquella mañana, en Boo de Guarnizo, dicen que lo que allí vieron fue "una discusión de pareja", que en ningún momento ella les relató que había sido violada, que no quiso poner denuncia, que los dos estaban "tranquilos" y se marcharon.
Así y todo, el fiscal y la abogada de la Acusación mantienen que la víctima fue violada por Santiago C. E. y piden que sea condenado a 10 y 14 años de cárcel, respectivamente. La defensa, por su parte, reclama su libre absolución por falta de pruebas.
Ella estaba aquejada de un trastorno depresivo y de una esquizofrenia, situación que, pese a no eliminar totalmente su voluntad, sí la hacía más influenciable respecto a las decisiones ajenas.
Según relata el Ministerio Fiscal, en diciembre de 2010, el acusado -con antecedentes de violencia de género y robo- acudió, "en estado de gran excitación", a la casa de su entonces pareja, exigiéndole relaciones sexuales, a lo que ella se negó.
Pese a ello, la llevó hasta el dormitorio, mientras ella lloraba, y allí la desvistió y forzó a mantener relaciones, de forma violenta, de modo que la víctima sufrió distintas heridas que requirieron asistencia sanitaria.
Al volver de ser atendida, acompañada de la Policía, el hombre seguía en las inmediaciones del domicilio, dentro de un vehículo, y cuando los agentes le requirieron que se identificara, él se negó, insultándoles e increpándoles, hasta el punto que tuvo que ser reducido por la fuerza y trasladado a dependencias policiales.
El Fiscal considera estos hechos un delito de agresión sexual y uno de resistencia a agentes de la autoridad, por el que les pide penas que suman 10 años de prisión y nueve meses de prisión.
A esto se suman 12 años de prohibición de aproximarse o comunicar con la víctima, multa de 600 euros, e indemnizaciones de 6.150 euros para la mujer, y 180 para el agente de policía agredido.
La acusación particular, ejercida por la víctima, eleva la petición de cárcel a 14 años de prisión, y las indemnizaciones a 18.150 euros.
Y el acusado rechaza los hechos, que considera una "fabulación" y un "delirio", para lo que se remite a informes forenses y psiquiátricos, por lo que reclama la absolución.
En Tuenti
El acusado llegó custodiado a la sala de vistas. Foto: Sane
Aprobación en el pleno del Ayuntamiento de Santander la modificación del PGOU
El Ayuntamiento de Santander ha aprobado este jueves…
Llega al puerto de Santander el AidaMar
Este moderno buque con cerca de 3.000 pasajeros…
Rulo presenta su segundo disco en Reinosa
El cantante abarrota el Teatro Principal de Reinosa…
Videos de Sucesos
más videos [+]
Sucesos
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.