Cantabria suspende en la aplicación de la Ley de Dependencia

El número de personas atendidas en la comunidad autónoma se ha incrementado un 0,14 por ciento en los últimos doce meses

EFEMadrid/Santander

Cantabria suspende en el desarrollo del sistema de atención a la dependencia , según el último dictamen del Observatorio de la Dependencia, que ha rebajado la nota de la comunidad autónoma de un 7 a un 4,6 en un año.

El número de personas atendidas en la comunidad autónoma se ha incrementado un 0,14 por ciento en los últimos doce meses, frente al 5,94 por ciento y lejos del 21,06 de Castilla y León, que está a la cabeza.

El informe indica que Castilla y León es la mejor comunidad autónoma en el desarrollo del Sistema de Atención a la Dependencia , seguida de País Vasco y Andalucía, mientras que a la cola se sitúan Valencia, Canarias y Baleares.

El observatorio, que analiza cada seis meses la aplicación de esta ley, destaca que en la mayoría de las Comunidades Autónomas baja la puntuación con respecto a dictámenes anteriores, sobre todo Aragón, Cantabria y Castilla-La Mancha.

Asturias, Murcia, Madrid, Galicia, Navarra y Cantabria suspenden en la evaluación que realizan profesionales de los centros de asuntos sociales, pero se sitúan por delante de Comunidad Valenciana y Canarias, que obtienen la peor nota.

A nivel general, continúa registrándose un empeoramiento en la implantación de la Ley, pasando de una puntuación media de 5 puntos (diciembre 2011) a 4,9 (junio 2012).

El presidente de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, José Manuel Ramírez, ha denunciado que "el Sistema de Atención a la Dependencia está paralizado" y ha lamentado que algunas CCAA no estén manteniendo la tasa de reposición, es decir, ni el número de dependientes atendidos ni los servicios prestados en el último año.

El observatorio destaca la existencia de "una insoportable disparidad de esfuerzos y de ejercicio efectivo de derechos en función de la Comunidad Autónoma en la que se resida" y recuerda que 270.000 dependientes se encuentran en lista de espera.

Además, según Ramírez, "han desaparecido 170.000 grandes dependientes de las estadísticas y algunas comunidades están revisando a la baja el grado de dependencia , para pagar menos".

Los responsables de los servicios sociales pronostican que la reducción de 283 millones en los presupuestos generales del Estado de 2012 impedirá que "las CCAA puedan cumplir las obligaciones contraídas con las personas dependientes y con sus familias".

En este sentido, Ramírez ha explicado que "la administración central ha pasado de pagar el 39 por ciento de la factura en 2009 al 25 por ciento en 2012".

El siguiente cuadro refleja la puntuación obtenida por cada comunidad autónoma en la aplicación de la Ley de la Dependencia y el incremento de las personas atendidas en los últimos doce meses:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos