eldiariomontanes.es
Sábado, 2 agosto 2014
chubascos
Hoy 17 / 23 || Mañana 17 / 19 |
más información sobre el tiempo
Agencias
Estás en: > > >

Fundi se deja un toro vivo en la que iba a ser su despedida, pero tendrá otra

Juan Miguel Núñez.
Madrid, 20 may (EFE).- Un toro vivo se dejó hoy "El Fundi" en la que iba a ser la tarde de su despedida de Madrid, ya que está en temporada de adiós y ya no tenía más corridas contratadas, pero al final la empresa le ha ofrecido volver a Las Ventas en Otoño.
FICHA DEL FESTEJO.- Toros de Guardiola Fantoni, grandes, descastados y con malas intenciones. Sólo el tercero tomó el engaño con cierta claridad, pero también con la cara a media altura.
José Pedro Prados "El Fundi": tres pinchazos y dos descabellos (silencio); y tres pinchazos, descabello, dos pinchazos más y cuatro descabellos, volviendo el toro al corral después de los tres avisos (palmas).
Uceda Leal: cinco pinchazos y estocada (silencio); y dos pinchazos y bajonazo (silencio tras dos avisos).
Rubén Pinar: bajonazo (aviso y ovación tras petición); y dos pinchazos, estocada y descabello (silencio tras aviso).
La plaza tuvo tres cuartos en tarde fría y de mucha agua en los tres primeros toros, retrasándose el paseíllo quince minutos, y con desbandada progresiva hasta quedar un cuarto del aforo en el sexto.
------------------
LA LLUVIA OTRA VEZ
Se pregunta el aficionado si con el diluvio de los cuarenta días y noches sobre Madrid se suspendería una corrida de San Isidro, ya que por segundo día consecutivo se ha vuelto a hacer bajo un impresionante aguacero.
Esta vez existía la posibilidad de devolver las entradas, pero sólo porque había cambio de ganadería, al ser rechazada completa la corrida de Peñajara.
Se sabía desde un día antes que no se iban a lidiar los toros de "Peñajara" y nada se dijo hasta mediodía de hoy, además sin darle mucha publicidad. De modo que el sufrido espectador apenas se enteró del cambio y de la posibilidad de recuperar su dinero antes de aguantar sentado en la piedra mojándose.
Los culpables del despropósito, casi todos, tienen una excusa para justificarse. El presidente del día anterior explicó a EFE que "la actual normativa no deja a la autoridad la potestad de suspender, sino que es decisión de los toreros".
Y los toreros, generalmente en situación profesional poco boyante, por no enfrentarse a la empresa -el triunvirato Chopera, Casas y Matilla, que dominan la práctica totalidad de ferias y plazas importantes en toda España-, terminan haciendo el paseíllo sin rechistar. ¿Hubiera pasado igual con Curro Romero, Rafael de Paula y otros de ese estilo, sin ir tan lejos en el tiempo con Morante en la actualidad?
Mientras se inhiben multitud de federaciones y asociaciones de aficionados y hasta de presidentes de plazas de toros, nadie se hace responsable del desaguisado. El ministerio del Interior, del que todavía no se sabe si se ha desligado del todo el espectáculo taurino, no sabe ni contesta; y el de Cultura, que supuestamente entiende ahora de estas competencias, ni está ni posiblemente se le espera.
Así está "la Fiesta". De modo que se hizo el paseíllo, la gente se acomodó como pudo bajo paraguas y chubasqueros, y fueron saliendo toros. Por cierto, toracos, una corrida que tenía mucho que torear. Y con el piso como estaba.
Un banderillero, Pablo Ciprés, llegó a caerse sin estar delante del toro. Todas las precauciones eran pocas. "El Fundi", torero muy considerado por la afición de Madrid, no mostró en esta ocasión ni oficio ni especial motivación. Desde luego que su toro primero se las traía, viniéndose cruzado, pero él, desconfiadísimo, ni lo intentó. El bronco cuarto se puso difícil para meterle la espada y "El Fundi" pasó el quinario de los tres avisos.
Una pena este borrón, que la empresa Taurodelta trató de remediar haciendo público un comunicado antes de acabar la corrida, ofreciendo al Fundi "la posibilidad de despedirse de la afición de Madrid en la próxima Feria de Otoño".
Uceda, con aparente disposición, tampoco tuvo un lote propicio. Por mucho que intentó buscarle las vueltas a sus toros, quedó inédito.
A Pinar le tocaron los dos menos malos. Su primero, el más claro aún llevando la cara por las nubes, se movía con cierta brusquedad, pero pasaba. Y él no sólo le tragó sino que le atacó. Pudo haber cortado una oreja si la espada entra mejor. Con el último, que tampoco humillaba, solventó la papeleta con buena técnica y valor. EFE
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.