Santander, 10 nov (EFE).- El pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado hoy con el apoyo de los tres grupos políticos (PP, PRC y PSOE) la Ley de Transporte de Viajeros por Carretera que adapta la legislación de la comunidad autónoma a la nacional y cubre el "vacío" que había en la región en esta materia.

El consejero de Industria, Eduardo Arasti, ha agradecido el consenso de los grupos en la aprobación de esta norma, que pretende entre objetivos, según ha señalado, regular ese medio de transporte para que satisfaga las necesidades de los ciudadanos con parámetros de "más calidad, eficiencia y sostenibilidad".

Arasti ha añadido que, además, esta ley, dividida en siete capítulos, cuatro disposiciones adicionales, una derogatoria y cinco finales, aportará "más seguridad jurídica" en la explotación de unos servicios "esenciales" para cohesión social y territorial de la comunidad autónoma.

A continuación, los representantes de los tres grupos parlamentarios han coincidido en destacar el alto grado de consenso alcanzado, no solo por los partidos políticos y el Gobierno de Cantabria, sino también con todo el sector en la región.

Antes de votar la nueva ley, se ha votado la única enmienda que quedaba viva tras su paso por comisión, y que había sido presentada por los socialistas para que se considerara como autoridad a los trabajadores de empresas de transporte, para que su testimonio tenga presunción de veracidad en caso de conflicto.

El popular Carlos Bedia ha precisado que fueron los servicios jurídicos del Gobierno los que consideraron que no se debía incluir, aunque el socialista Juan Guimerans ha insistido en que "sigue siendo necesaria". La enmienda ha sido rechazada con los votos de los grupos del PP y el PRC.

Antes, Guimerans ha argumentado el apoyo de su grupo a la ley en el "cambio de estrategia" del Ejecutivo regional y del PP que "por primera vez" en tres años de legislatura han solicitado una reunión para alcanzar acuerdos, lo que ha permitido, según ha dicho, una tramitación "ágil", aunque "no exenta de debate", de la norma.

Y ha agregado que se trata de "un continuo" del proyecto de ley que dejó preparado el Gobierno anterior (PRC-PSOE), pero que no vio la luz en la anterior legislatura. "Por primera vez se puede hablar de la herencia recibida sin generar tensiones, que ustedes han gestionado correctamente", ha ironizado Guimerans.

Después, el regionalista Rafael Pérez Tezanos ha incidido en el "esfuerzo" realizado durante la elaboración de este proyecto de ley y ha subrayado que la adecuación a la norma estatal era una "necesidad" para que Cantabria no se quedara "descolgada" del resto de comunidades que ya lo habían hecho.

Ha destacado el "alto grado" de aceptación que el texto ha tenido entre el sector y el "elevado número" de aportaciones que se han recibido del exterior. "En esta ocasión hemos legislado desde dentro contando con los de fuera. Lo que no ocurre siempre", ha valorado Pérez Tezanos.

El popular Carlos Bedia ha iniciado el último turno de intervenciones trasladado el pésame de su grupo y del PP de Cantabria a los familiares de los fallecidos en el accidente de autobús de Murcia y deseando la pronta recuperación de los heridos.

Luego ha destacando la utilidad de la nueva ley, que considera "fruto del consenso y la dedicación del Gobierno", y que ha sido valorada "positivamente" por "todos los implicados del sector", ha afirmado.