Santander, 18 oct (EFE).- Cantabria será sede en el 2017 de un ejercicio conjunto combinado de la Unidad Militar de Emergencia (UME) para hacer frente a situaciones de emergencias por inundaciones, riesgos tecnológicos y accidentes de mercancías peligrosas, en el que podrían participar unas 3.000 personas.

El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, lo ha anunciado a los periodistas después de reunirse con el nuevo teniente coronel del Batallón de León de la UME, Álvaro Díaz, que se estrenó en el puesto hace dos meses y a quien ha trasladado todo su apoyo y colaboración.

El escenario del ejercicio, que podría celebrarse en abril, está aún por determinar, pero, según el teniente coronel, es posible que sea la zona Torrelavega, un lugar "idóneo" al reunir todos los riesgos que se quieren abordar en este simulacro.

Este tipo de pruebas permiten a la UME "prepararse y adiestrarse" ante una emergencia en territorio español, detectar carencias y los aspectos que se pueden mejora, ha explicado el teniente coronel, quien ha subrayado que la búsqueda de escenarios supone "un esfuerzo de planeamiento bastante considerable".

También requiere "un esfuerzo importante" a la hora de ejecutar los ejercicios, tanto por parte de la UME, como de la comunidad autónoma en la que se realizan, ya que son muchísimas las instituciones y organismos implicados.

Díaz ha dicho que es posible que participen además de la UME otros ejércitos, incluso de otros países, la Guardia Civil, la Policía Nacional y los Medios de Emergencia de la comunidad autónoma.

Lo habitual es que en un ejercicio de estas características participen 3.000 personas.

El consejero de Presidencia del Gobierno regional ha afirmado que este ejercicio es "muy importante" porque dará "visibilidad" a Cantabria en un acontecimiento "positivo", como es la presencia de la UME.

Además, permitirá a la comunidad reforzar la preparación de sus propios medios, en coordinación con la UME y a través de la simulación de emergencias.

El consejero se ha mostrado "satisfecho" y ha asegurado que la UME cuenta con todo el apoyo del Gobierno de Cantabria.

De la Sierra ha recordado los "trágicos" incendios que tuvieron lugar en diciembre del año pasado en la región, en los que la intervención de la UME fue "fundamental" para extinguirlos.