(Actualiza la ST2037 con la respuesta del equipo de gobierno)

Santander, 18 oct (EFE).- El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, ha acusado al alcalde, Íñigo de la Serna, de no respetar la "expresión democrática de la mayoría de los santanderinos" sobre los toros y ha afirmado que "un demócrata de verdad cumpliría lo que dice el pleno".

Casares ha reaccionado así a la aprobación de una aportación adicional este año de 66.000 euros para evitar la disolución de la sociedad municipal Plaza de Toros de Santander que aprobó ayer su consejo de administración.

Además el consejo aprobó mantener la aportación municipal de 100.000 euros en los presupuestos de 2017, que ascienden a 1,3 millones y a los que también dio el visto bueno.

El portavoz socialista recuerda, en una nota, que 14 de los 27 concejales de la Corporación votaron a favor de retirar la financiación pública a esta sociedad y dice que el PSOE estudiará la fórmula para que se cumpla el acuerdo del pleno.

"La decisión de que el mantenimiento de la Feria de Santiago no cueste ni un solo euro a los santanderinos ha sido vulnerada por el equipo de gobierno" sostiene Casares, quien subraya que esa mayoría de concejales representa los intereses de la ciudadanía.

El portavoz del PSOE considera que esos intereses no han sido respetados con la decisión adoptada este lunes y tilda la actitud del alcalde de "antidemocrática".

"Un demócrata de verdad cumpliría lo que acuerda el pleno, esté o no jurídicamente obligado, solamente por convencimiento democrático" subraya.

Según explica, la fórmula para que el acuerdo sea cumplido puede ser exigirlo a través de los órganos del Ayuntamiento o buscar el consenso con el resto de grupos municipales para reclamar a De la Serna que asuma su compromiso.

Defiende que con este acuerdo, que se aprobó el pasado 31 de mayo, el pleno adoptó "una postura coherente y honesta: toros sí pero con dinero público no" y que ahora, "después de lograr un avance de estas características que puso de acuerdo a cinco grupos municipales de distinto signo político y a un concejal no adscrito", el PP no puede aprobar "por la vía de atrás" un nuevo canal de financiación "intentando separar los conceptos".

"Ambas cuestiones son una consecuencia de la otra y al revés" asegura el líder socialista, quien argumenta que es "evidente" que en estos momentos si no hubiera Feria de Santiago, no habría necesidad de destinar ninguna partida al mantenimiento de la sociedad pública.

Casares critica la postura del PP porque "en la realidad no se distingue entre la aportación a la empresa y cómo la empresa lo distribuye entre los gastos que tiene".

Añade que, por tanto, no es posible diferenciar entre el dinero público que va a la Feria De Santiago y qué dinero va a financiar el mantenimiento de la plaza de toros.

A su juicio, el PP quiere conducir a un "debate tramposo" intentando diferenciar el mantenimiento y conservación de la plaza de toros y la Feria de Santiago.

Recuerda también que el PSOE ha planteado buscar fórmulas para incrementar los ingresos de la plaza de toros y conseguir así que la Feria de Santiago y su mantenimiento no le cueste dinero a los santanderinos.

En la respuesta del equipo de gobierno, la concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, ha invitado a Casares a trasladar sus "lecciones de democracia" a sus compañeros en el Gobierno de Cantabria, de los que ha afirmado que "son los únicos que vulneran constantemente los acuerdos alcanzados en el pleno regional".

Entre ellos, ha señalado que el Ejecutivo ha obviado cesar al consejero delegado de la Sodercan, Salvador Blanco, o hacer que la empresa pública vuelva a estar adscrita a la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, tras la aprobación en el Parlamento regional de tres proposiciones no de ley, -una del PP, una de Podemos y otra de Ciudadanos-, con estas reclamaciones.

"Entendemos que el mayor ejemplo de antidemocracia según Casares será por tanto el que practica su propio partido, puesto que el Parlamento de Cantabria, por mayoría absoluta, es decir, la mayoría de Cantabria, ha pedido que se cese a Salvador Blanco, y el PSOE dice que es cosa de Podemos", ha afirmado.

González Pescador considera "antidemocrático" también "saltarse dos resoluciones del Parlamento instando al consejero de Obras Públicas a presentar en la Cámara autonómica el plan de explotación y viabilidad del Puerto de Laredo y negarse a comparecer en comisión parlamentaria".

Por todo ello, ha calificado de "hipócritas" las acusaciones que Casares ha dirigido hoy al alcalde, y le ha recordado que "un demócrata de verdad no puede saltarse, como ha hecho el PSOE en el ejecutivo cántabro, un acuerdo alcanzado a iniciativa del Grupo Popular para mantener por debajo de los treinta días el periodo medio de pago a sus proveedores".