Bareyo, 18 oct (EFE).- El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, ha anunciado al alcalde de Bareyo, José de la Hoz, la próxima licitación, antes de que concluya el año, del proyecto de acondicionamiento de la plataforma de la carretera CA-445, que une Ajo y Güemes.

La actuación cuenta con un presupuesto estimado de 1,4 millones de euros y Mazón ha recordado que se trata de una antigua reivindicación del Ayuntamiento, cuyo proyecto se abordó por parte de la Consejería hace dos legislaturas y que ahora ha sido recuperado para su ejecución inmediata, indica el Gobierno de Cantabria hoy en un comunicado.

El proyecto de la carretera, con una longitud de 2,2 kilómetros, se encuentra ahora en fase de supervisión y correcciones y se espera que en un plazo aproximado de 15 días esté aprobado para proceder a la ejecución de los trámites administrativos previos a su licitación.

Los trabajos incluirán el acondicionamiento de la plataforma, que en la actualidad supera de forma justa los cuatro metros de anchura media en todo el recorrido.

Todo ello para conseguir una calzada de 5,50 metros de anchura, junto con la mejora de la intersección con la carretera CA-447, Bareyo-Güemes, localizada al final del tramo.

De forma complementaria, entre otras actuaciones, se mejorará el firme, que actualmente presenta deterioros significativos a nivel superficial, se instalará una nueva señalización y se hará una restauración paisajística del entorno.

Mazón y De la Hoz, además, han repasado durante un encuentro mantenido en Santander las actuaciones de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda en el municipio.

Y han anunciado la intención de mejorar el entorno de la iglesia de Güemes con una actuación que dotará de mayor seguridad al vial, junto con otro proyecto de instalación de aceras en la entrada de Ajo.