Santander, 18 oct (EFE).- El Parlamento de Cantabria aprobará el lunes, con la abstención del PRC y el PSOE, la modificación de la Ley del Suelo que ha consensuado la oposición para garantizar el derecho de realojo y retorno de los vecinos que se queden sin su casa o su negocio por operaciones urbanísticas.

La ley estará vigente hasta que sea derogada por la reforma que prepara el Gobierno de Cantabria. El grupo socialista cree que estará aprobada en el primer trimestre de 2017 mientras que el PRC prevé un plazo más amplio, pero dentro de ese mismo ejercicio.

La reforma que garantiza el derecho de realojo y retorno es una iniciativa legislativa del PP que ha sido pactada con Podemos y Ciudadanos y que se ha redactado teniendo en cuenta la voz de los vecinos afectados por actuaciones urbanísticas como las El Pilón y Prado San Roque.

En esos dos aspectos han hecho hincapié los tres grupos tras la comisión parlamentaria que ha dado luz verde al texto, con la abstención del PRC y PSOE, el paso previo a su aprobación definitiva en la sesión parlamentaria del próximo lunes.

El portavoz del PRC, Pedro Hernando, ha explicado que su grupo ha optado por la abstención para no perjudicar a los vecinos y que no han apoyado la reforma porque, entre otras razones, la considera "técnicamente mala" y además cree que no garantiza "de manera expresa" el derecho a la propiedad.

Según la socialista Silvia Abascal, además de "un parche", es una reforma "inoportuna" e "innecesaria", ya que el derecho al realojo y el retorno quedarán "perfectamente ensamblados" en la futura Ley del Suelo del Gobierno.

Pero para los vecinos de El Pilón la ley beneficiará no solo a quienes, como ellos, están "en medio de una reforma urbanística" sino a todos los que pueden encontrarse más adelante en su misma situación y que, gracias a esta reforma, van a poder tener "un sitio al que ir", ha dicho, en rueda de prensa, su portavoz, Belén Madrazo.