Santander, 18 oct (EFE).- El PP ha opinado hoy que la supresión de las ayudas a la estabilidad en el empleo y al fomento de la contratación indefinida son un "recorte por la puerta de atrás", para corregir la desviación del objetivo de déficit, lo que, en su opinión, es absolutamente contrario al discurso social del Gobierno.

El portavoz del PP en el Parlamento de Cantabria, Eduardo Van den Eynde, ha hecho estas afirmaciones tras haber acordado el Consejo de Gobierno derogar el decreto que regula estas subvenciones.

El Boletín Oficial de Cantabria publicó ayer en el Boletín Oficial de Cantabria este acuerdo del Gobierno, que justifica la decisión en que las ayudas no han producido los efectos prácticos que se esperaban, puesto que el empleo indefinido se ha reducido un 0,65 por ciento en un año.

El Ejecutivo autonómico explica también en la resolución que es necesario elaborar un nuevo decreto, en el que las condiciones y obligaciones a cumplir por las empresas o personas beneficiarias sean similares a las comúnmente establecidas en los programas de fomento del empleo estable en el ámbito estatal.

El PP ha acusado al Gobierno de haber eliminado estas ayudas "con nocturnidad y alevosía" y se ha mostrado perplejo ante esta decisión.

Según Van den Eynde, el argumento de que se derogan las ayudas a la contratación indefinida porque el empleo indefinido ha decrecido en Cantabria incrementa su preocupación, porque "es lo mismo que eliminar un calendario de vacunación porque se han detectado más casos de esa enfermedad".

A su juicio, lo que habría que saber es cuánto se habría reducido el empleo indefinido de no existir este tipo de incentivos, "que quizás son la única medida que esté impidiendo un desplome aún mayor".

Van den Eynde ha anunciado que su grupo va a intentar consensuar con los demás grupos de la oposición un incremento en 2017 de las partidas para políticas activas de empleo y que registrará en los próximos días unas preguntas para saber cuántos son los casos en los que se ha detectado algún tipo de fraude en la aplicación de estas subvenciones y cuántos expedientes se han abierto por este motivo.

Bajo su punto de vista, si realmente se piensa que hay resquicios en la norma que estaba vigente que permitían algún tipo de picaresca, el mecanismo es sencillo: se modifican aquellos criterios que permitan esa utilización desleal de la subvención y se ponen unos nuevos que sean más restrictivos.

Para el portavoz del PP, la derogación completa, bajo la vaga promesa de que se publicará una nueva orden en el futuro, demuestra que el gobierno quiere que los fondos presupuestados para este año dejen de ejecutarse, "de forma que se pueda corregir la desviación del déficit en que ha incurrido el gobierno de Revilla por la vía de recortar las políticas activas de empleo".

Ha subrayado que es "inaceptable" y "absolutamente contrario al discurso social" que el déficit lo vayan a pagar los desempleados y ha opinado que se trata de una muestra más de que este gobierno "jamás recorta en gastos absolutamente prescindibles, ni en otro tipo de regalías, pero no le tiembla el pulso a la hora de quitar dinero ahí donde más se necesita, que es en combatir el desempleo, la precariedad y la exclusión social".