Santander, 19 oct (EFE).- El número de asuntos ingresados en los órganos judiciales de Cantabria descendió un 30,2 por ciento en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo de 2015 y la tasa de resolución se situó en un 1,09, la cuarta más alta de España.

El descenso del tercer trimestre se debe principalmente a la caída de los asuntos penales, en un 43,9 por ciento, propiciada por que los atestados sin autor conocido no se remiten a los juzgados de instrucción desde la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que entró en vigor en diciembre de 2015, señala el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria en una nota.

Estos datos forman parte del Informe sobre la Situación de los Órganos Judiciales del Consejo General del Poder Judicial, que también recoge que los órganos civiles de Cantabria son los que reciben más pleitos en términos relativos y que la resolución de asuntos fue mayor que la entrada.

Así, de abril a junio de este año, los 59 órganos judiciales de Cantabria registraron 20.263 asuntos, resolvieron 22.129 y dejaron en trámite 20.983.

Además, se dictaron un total de 21.200 resoluciones, entre sentencias, autos y decretos.

Por jurisdicciones, el ingreso de asuntos sólo se incrementó en la laboral, con un 9,6 por ciento más, mientras que el resto disminuyó, de forma más acusada en la penal (-43,9%), y menos en civil (-11,1%) y contencioso-administrativo (-3%).

La jurisdicción penal sigue siendo, no obstante, la que más asuntos registra, un 49,65 por ciento en el segundo trimestre del año, seguida por la penal, que supone el 40,07 % del total de los pleitos en Cantabria.

El 8,02 % de los asuntos son laborales y el 2,26 % son contencioso-administrativos.

El informe señala que en el segundo trimestre de 2016 se resolvieron en Cantabria 22.129 asuntos, lo que significa que los órganos judiciales ventilaron más de los que ingresaron.

Así, la tasa de resolución se situó en un 1,09 (lo que se traduce en que se resolvió el 100 % de la entrada y un 9% más) y los asuntos en trámite bajaron un 16 por ciento.

No obstante, los resueltos son un 28,4 % menos que en el mismo periodo de 2015.

Por jurisdicciones, los órganos laborales resolvieron un 5,3 por ciento más de abril a junio de 2016 que un año antes, pero en el resto la evolución fue negativa: un 9 % menos en civil, un 42,2 % menos en penal y un 16,7 menos en contencioso-administrativo.

Cantabria se sitúa en cuarto lugar en cuanto a la tasa de resolución, sólo superada por Comunidad Valenciana, La Rioja y Castilla y León.

También está, según el informe, en cuarto lugar en cuanto a menor tasa de pendencia, por detrás de Navarra, Asturias y Aragón.

En cuanto a la tasa de litigiosidad, que mide el volumen de asuntos por cada mil habitantes, Cantabria sigue estando por encima de la media y en el caso de la jurisdicción civil es la región donde más se pleitea en términos relativos.