Renedo, 19 oct (EFE).- Un total de diez empresas optan a realizar las obras de urbanización de la parcela que debe acondicionar el Ayuntamiento de Piélagos para que, una vez ejecutadas, la Consejería de Educación pueda construir en ella el nuevo colegio de la localidad de Renedo.

La alcaldesa del municipio, Verónica Samperio (PSOE), ha destacado hoy en una nota de prensa que esta actuación tiene un presupuesto base de licitación de 279.722 euros, IVA incluido, y un plazo de ejecución de seis meses.

Samperio ha asegurado que la urbanización de esta parcela es un requisito previo e "imprescindible" para que, posteriormente, la Consejería de Educación construya el nuevo centro en un terreno situado en el barrio Sorribero, cuyo origen se encuentra en un convenio urbanístico suscrito en 2014 por el anterior equipo de gobierno (PP).

Este convenio preveía la modificación de la clasificación asignada a la parcela, que era rústica, para calificarla como suelo urbanizable, con un sistema general que permitiera no sólo el uso residencial, para los propietarios del terreno, sino también educativo, y que el Consistorio recibió de forma gratuita y "anticipada".

Tras poner a disposición de la Consejería este terreno en la anterior legislatura, ésta advirtió de que las parcelas rústicas "no son válidas" al carecer de los servicios esenciales para poder ejecutar las obras de construcción del nuevo centro escolar, por lo que solicitaba que el Ayuntamiento de Piélagos procediera a su urbanización.

La regidora ha resaltado que el actual equipo de gobierno (PSOE-PRC) "no ha tenido más remedio" que acometer esta actuación para dotarla de todos los servicios necesarios, además de crear un vial de acceso al futuro colegio de Renedo.

Y ha apuntado que las obras, que se adjudicarán próximamente, incluyen movimiento de tierras, rellenar e igualar la parcela, la creación de aceras y un paso de peatones, la dotación de saneamiento de fecales y aguas pluviales o la modificación de la tubería de abastecimiento de agua existente, entre otras actuaciones.

También se llevará cabo el soterramiento de las líneas de telecomunicaciones y una nueva instalación para el suministro eléctrico tanto del colegio como para lo que se construya en el futuro en la otra parte del terreno.

La previsión del equipo de gobierno es que la Consejería de Educación saque a licitación la construcción del colegio en 2017 para que las obras puedan comenzar a ejecutarse en ese mismo año.