Torrelavega, 19 oct (EFE).- La feria celebrada entre la tarde de ayer martes y la mañana de hoy en el Mercado de Ganados de Torrelavega ha vuelto a recuperar sus valores normales tras el recorte de concurrencia de la semana anterior por el puente festivo, además de la actividad pecuaria habitual.

Así, esta semana han entrado 2.594 reses frente a las 1.725 de la pasada semana, ganado que se comercializado prácticamente en su totalidad al darse cita bastantes compradores habituales y otros más ocasionales, lo que ha supuesto también cierta recuperación de las cotizaciones.

De los 2.594 animales puestos a la venta, 226 lo han sido de vacuno mayor, 1.197 de vacuno mediano, 1.162 de vacuno menor, cinco de caballar mayor y cuatro de caballar menor, sin que concurriesen reses de asnal, ovino y caprino, han informado fuentes del Ferial de Torrelavega.

Por lo que respecta a los sectores, el de abasto ha presentado una escasa concurrencia de reses que se han vendido casi sin cambios, con facilidad en los tratos y con la cierta agilidad que ya viene siendo habitual, debido a la presencia de la totalidad de los compradores habituales, aunque los precios se han mantenido.

A su vez, el vacuno de recría ha recibido una "avalancha" de terneros, en especial del tipo cruzado, aunque lejos de lo que pudiera parecer se han comercializado con cierta agilidad y en su totalidad.

Así, el tipo cruzado ha acaparado prácticamente el incremento de la oferta, y la presencia de la totalidad de compradores habituales, otros menos habituales, e incluso algún nuevo, ha agotado toda la oferta con más agilidad que la feria pasada.

La facilidad en la formación de lotes ha afectado al comportamiento del cruzado mediano, machos y hembras, que han repetido cotizaciones sin dificultad, mientras que el cruzado menor ha mostrado cierta tendencia al alza.

A su vez, el tipo frisón ha experimentado una ligera subida en su oferta, siendo lo más destacado su comercialización al completo, sin escapar de la apatía y desarrollo lento y trabado de los últimos tiempos, con precios en la misma línea que las últimas semanas.

Dentro del vacuno de producción de leche, el sector se ha visto beneficiado de nuevo por la presencia de compradores de Andalucía, que han vuelto a formar lotes numerosos compensando en cierto modo la menor actividad que han vuelto a demostrar los compradores gallegos.

Con ello, ni siquiera la mayor presencia de vacas de leche llegadas esta semana ha sido un problema para comercializarse en su totalidad, debido al equilibrio entre la oferta y la demanda, lo que se ha traducido en unas cotizaciones al alza, mayores en las reses de más calidad.

En el conjunto de la oferta de este cabe ha destacado una vaca de primer parto procedente de Tezanos-Villacarriedo, que ha sido adquirida por un ganadero de Lugo en la cantidad de 1.650 euros.

También han llamado la atención dos vacas de primer parto adquiridas para Castro de Rey (Lugo) en 1.600 y 1.560 euros.

Por lo que respecta al equino, este sector ha tenido una presencia de animales meramente testimonial, afectada de nuevo por la coincidencia en la celebración con las ferias de año.