Santander, 19 oct (EFE).- El Gobierno de Cantabria da por hecho que tendrá que comparecer en el Parlamento para informar sobre el concierto que Bertín Osborne y los mariachis ofrecieron el 9 de septiembre en la Cueva de El Soplao, tras haber hecho público que pagó 8.000 euros más IVA a los artistas.

Lo han dicho en rueda de prensa tanto el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, como el consejero de Turismo, Francisco Martín, al ser preguntados sobre el coste de ese concierto para las arcas públicas.

De acuerdo con una respuesta a unas preguntas formuladas por escrito en el Parlamento por el PP, la sociedad pública El Soplao pagó al Instituto de Calidad el 50 por ciento del caché del concierto, es decir, 8.000 euros más IVA, y los talonarios de acceso a la cueva para canjear por las invitaciones y las entradas vendidas, con un coste de 70 euros más IVA.

El presidente ha dicho que no conoce los datos y se ha mostrado seguro de que el consejero dará explicaciones en el Parlamento "amplísimas".

Según Martín, sobre el concierto de El Soplao "se ha dicho casi todo" y "lo más que haya que decir se dirá" en su momento porque "seguramente -ha añadido- acabaremos en el Parlamento", lo que, a su juicio, es "cuanto menos bastante curioso".