Torrelavega, 19 oct (EFE).- El pleno de Torrelavega ha aprobado hoy, con los votos a favor del equipo de gobierno PSOE-PRC, ACPT y Torrelavega Puede, las nuevas ordenanzas fiscales para 2017, que suponen la congelación generalizada de la mayor parte de las tasas e impuestos excepto el de Bienes Inmuebles (IBI) que se reduce un 4 %.

El debate plenario se ha desarrollado durante hora y cuarto, y tras las distintas intervenciones las ordenanzas han contando con el voto en contra de Torrelavega Sí y el PP, que las han rechazado por estar en desacuerdo con la rebaja del IBI que consideran escasa y porque sus propuestas no han sido tenidas en cuenta.

Además de la congelación de la práctica totalidad de las tasas e impuestos, las nuevas ordenanzas prevén el incremento de las bonificaciones que los ciudadanos podrán solicitar o la creación de otras como una del 50 % sobre el impuesto de vehículos durante cuatro años para los coches híbridos y eléctricos.

También se aplicará una exención de la tasa por suministro de agua domiciliaria para todos los ciudadanos cuyo ingreso familiar esté por debajo del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), y una reducción del 70 % para aquellos otros cuyos ingresos estén entre una y 1,5 veces por encima de ese valor.

Así mismo, se aplicará una reducción de entre el 25 % y el 50 % en el IBI para las familias numerosas, y también exenciones de la tasa por suministro de agua de uso doméstico en los casos de desempleados, pensionistas, dependientes o personas que cobren la Renta Social Básica (RSB).

Junto a ello, las ordenanzas arbitran bajadas de la tasa por suministro de agua a las explotaciones ganaderas del municipio.

En el caso de la recogida de basuras, las ordenanzas fiscales de 2017 prevén una rebaja de la tasas para aquellos comercios adheridos al programa de recogida puerta a puerta de papel y cartón.

El concejal de Hacienda, Pedro Pérez Noriega (PRC), ha defendido la actualización de las tasas al asegurar que la propuesta del equipo de gobierno supone que "ningún ciudadano" pagará en 2017 más que este año por la congelación de casi todas las tasas, a la vez que no se pone en riesgo la economía municipal.

En este sentido, ha explicado que la rebaja del 4 % del IBI, pactada con ACPT, es lo máximo a lo que se puede llegar, ya que si fuese mayor, como propuso el PP, los ingresos del Ayuntamiento se reducirían en 400.000 euros.

El portavoz del PSOE, José Luis Urraca, ha asegurado que con la propuesta del equipo de gobierno "el 95 % de los ciudadanos" de Torrelavega "pagará en 2017 lo mismo o menos que en 2016", además de destacar el mayor número de bonificaciones que introducen las nuevas ordenanzas.

A su juicio, la propuesta del equipo de gobierno es "progresista" ya que la presión fiscal de Torrelavega "sigue estando muy por debajo de la media de ciudades similares", apuntando como ejemplo que el índice de la capital del Besaya es de 584 euros mientras que en poblaciones parecidas es de 711.

Arturo Roiz (Torrelavega Sí) ha justificado el voto en contra de su grupo al no ser atendida su propuesta de rebajar la mayor parte de las tasas un 0,6 % excepto el IBI que se reducía un 5 % como "gesto" hacia los ciudadanos en la actual situación de crisis en la ciudad.

Natividad Fernández (PP) ha defendido el voto en contra de su grupo ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo con el equipo de gobierno, ya que los populares abogan por rebajar la presión fiscal, y de forma especial el IBI un 6 %.

Además, ha asegurado que Torrelavega es el segundo municipio con el IBI más alto de Cantabria por detrás de Miengo, mientras que la mayor parte de los ayuntamientos de la región han optado por reducir el valor de este impuesto.