Santander, 19 oct (EFE).- La compañía aérea húngara Wizz Air empezará a operar el 31 de marzo de 2017 en el aeropuerto Severiano Ballesteros de Santander con dos enlaces semanales a Varsovia (Polonia), los lunes y los viernes, y mantiene abierta la posibilidad de ampliar en el futuro las rutas.

El de Santander se convertirá así en el primer aeropuerto del norte de España en el que opera esta compañía, que ya ha puesto a la venta billetes para viajar a Varsovia con ofertas desde 29,99 euros por trayecto.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, lo ha anunciado en una rueda de prensa acompañado por el consejero de Turismo, Francisco Martín, en la que ha explicado que el vuelo inaugural será el 31 de marzo y habrá dos conexiones semanales, los lunes y los viernes.

El avión, un Airbus A-321 nuevo con capacidad para 230 pasajeros, saldrá de aeropuerto internacional Chopin de Varsovia los lunes y los viernes a las 16.30 horas y aterrizará en Parayas a las 19.45, para regresar a las 20.20 horas. La llegada a la capital de Polonia está prevista para las 23.30.

La compañía espera mover entre Santander y Varsovia 26.100 pasajeros al año, según ha explicado el responsable de comunicaciones de la compañía, Gabor Vasarhelyi.

Con Wizz Air, ya son seis las compañías que operan en Parayas -Ryanair, Air Nostrum, Vueling, Volotea e Iberia-, que ofrecen doce conexiones internacionales a Dublín, Edimburgo, Londres, Bruselas, Düsseldorf, Berlín, Roma, Milán, Venecia, París y Lisboa y once nacionales, con Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Ibiza, Menorca, Alicante, Valencia, Málaga, Sevilla y Tenerife.

Este nuevo vuelo a Varsovia servirá de "ensayo general" de nuevas rutas de Wizz Air en el futuro, al tiempo que el Gobierno negocia con Ryanair, Vueling y Air Nostrum para ampliar las actuales conexiones, unas conversaciones sobre las que, según Revilla, habrá noticias a finales de año.

El presidente ha destacado la ventaja competitiva que aporta a Cantabria este nuevo enlace con un país que ofrece grandes oportunidades de intercambio en el ámbito del turismo y de los negocios.

De hecho, las relaciones comerciales entre Polonia y Cantabria alcanzaron en 2014 los 77 millones de euros, 46 en exportaciones desde la comunidad autónoma y 31 en importaciones.

Este país, ha explicado Revilla, tiene una población similar a la de España, crece a un ritmo del 3,1 por ciento, según datos del segundo semestre de 2016, y la tasa de paro se sitúa en el 6,2 por ciento.

El consejero de Turismo, Francisco Martín, ha dicho que espera que el vuelo sea fundamentalmente de entrada de viajeros en Cantabria, aunque también ha hecho hincapié en las posibilidades que se abren a más y mejores relaciones empresariales con Polonia. "Estoy convencido de que va a ser un éxito", ha dicho.

La implantación de esta nueva compañía responde a la apuesta del Gobierno por la internacionalización de Parayas, un aeropuerto que, según ha dicho el presidente, ha tenido "problemas" en los últimos tiempos por la supresión de vuelos de Ryanair, unas bajas que se están intentado suplir con más destinos.

La compañía húngara Wizz Air, que empezó a operar en el 2004, opera fundamentalmente en los países de norte de Europa, pero también en ciudades españolas como Madrid, Barcelona y Zaragoza.

Actualmente, conecta 130 destinos en 38 países diferentes y cuenta con una flota de 73 aviones y una plantilla que supera los 2.600 empleados.