Santander, 21 nov (EFE).- Los voluntarios del programa de recuperación ambiental Provoca, que organiza la Consejería de Medio Ambiente, van a convertir este fin de semana en un "microbosque" una antigua escombrera abandonada que hay en la localidad de La Población, en Campoo de Yuso, en la orilla del pantano del Ebro.

Según informa en nota de prensa el Ayuntamiento de Campoo de Yuso, el sábado los voluntarios del programa medioambiental plantarán 100 árboles autóctonos en una parcela, de uso público, junto a un arroyo natural, con lo que se pretende favorecer la recuperación de la fauna de la zona, como las nutrias.

El Ayuntamiento recuerda que esa parcela fue una escombrera, en la que ahora se va a plantar un "microbosque" con robles, tejos, abedules, alisos y manzanos silvestres.

Las personas que quieran inscribirse en esta actividad, destinada a un máximo de 20 voluntarios, deben consultar en la web del Provoca o en el correo electrónico de proyectos Pangea, que organizan este tipo de actividades.