Torrelavega, 29 nov (EFE).- El pleno de Torrelavega ha aprobado de forma inicial con el apoyo de PSOE, PRC y ACPT -13 de los 25 ediles de la Corporación- la nueva ordenanza de terrazas que sustituye a la de 1985, que busca poner orden en el funcionamiento de los veladores por parte de los establecimientos de hostelería.

Tras casi hora y media de debate, la nueva norma ha contando con los votos en contra de la oposición -Torrelavega Puede, Torrelavega Sí y PP-, además de haber recibido el rechazo de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Cantabria (AEHC) que presentó la pasada semana 6.900 votos contra la misma.

La ordenanza fija horarios de funcionamiento -las terrazas podrán abrir hasta la medianoche de lunes a jueves y domingos, y hasta la 1.30 horas los viernes, sábados y festivos-, y fija que para instalarlas las aceras deben tener un mínimo de 3 metros de ancho, y se incremento de 1,50 a 1,80 metros el espacio reservado para paso peatonal.

Además, se permitirá a los locales que carecen de espacio poder almacenar sus terrazas en la calle, se mantiene la cuantía de las sanciones leves de hasta los 400 euros, pero se incluye la posibilidad de apercibimiento previo a los establecimientos.

El concejal de Hacienda, Pedro Pérez Noriega (PRC), ha defendido los beneficios de la ordenanza a la hora de regular el funcionamiento de las terrazas, mientras lamentaba que durante su elaboración "se ha vuelto imposible" el consenso entre los grupos a pesar de los esfuerzos del equipo de gobierno.

A su juicio, la ordenanza "no perjudica a ningún colectivo" y busca eliminar los problemas actuales con las terrazas, recuperando espacio para los peatones en las calles y plazas, además de asegurar que las sanciones "no suponen ningún tipo de abuso a los hosteleros".

José Luis Urraca (PSOE) ha defendido la ordenanza al considerar que viene a regular el sector y también a conjugar los intereses de los hosteleros y de los peatones, de ahí que el texto se haya hecho "pensando en el bien común".

David Barredo (Torrelavega Puede) ha manifestado su oposición porque la ordenanza supone "entregar suelo público" para la explotación por parte de los hosteleros

Mientras tanto, Iván Martínez (ACPT) ha explicado que la ordenanza responde a una necesidad que es acabar con el "caos y desorden" que existe en el funcionamiento de las terraza "consecuencia de la falta de rigor político y técnico en el cumplimiento de la normativa existente" que data de 1985.

Blanca Rosa Gómez Morante (Torrelavega Sí) ha justificado su rechazado porque la normativa no viene acompañada de un estudio que analice las consecuencias negativas para el sector, en especial los 400 establecimientos existentes en Torrelavega y los más de 2.300 empleos que genera el sector.

Además, ha acusado a Pérez Noriega de no haber querido atender ninguna las demandas de su formación y tampoco las demandas de los empresarios del sector.

Por su parte, Natividad Fernández (PP) ha justificado el voto en contra de su grupo en que la nueva ordenanza generará "caos, desorden y mucho malestar" tanto en el sector hostelero como en los ciudadano, por lo que denuncia la "mala gestión" de este asunto por parte del equipo de gobierno.

Además, ha acusado equipo de gobierno de "menospreciar" la opinión del sector de la hostelería por no haber tenido en cuenta las más de 6.900 firmas contra la ordenanza presentadas por la AEHC.

El pleno ha contando con la asistencia de una decena de miembros de la plataforma ciudadana opuesta al Plan Singular de Interés Regional (PSIR) que se pretende desarrollar en la zona de Las Excavadas, con una pancarta alusiva a sus demandas.