Santa Cruz de Bezana, 29 nov (EFE).- El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana debatirá mañana para su aprobación inicial la propuesta del equipo de gobierno (PSOE, PRC, ADVI e IU-Ganemos) para el presupuesto de 2017, que asciende a 9,2 millones de euros y que destina 1,4 millones a inversiones.

El documento económico para el año que viene crece un 2,7 por ciento respecto al del actual ejercicio y, entre otras cuestiones, prevé un incremento de los ingresos, dado que el Consistorio recaudará más por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

Asimismo, no contempla recurrir a créditos bancarios, el capítulo de inversiones pasa de 1,2 millones de euros en 2016 a 1,4 en 2017 e incluye el ingreso de unos 310.000 euros que supondrá para Santa Cruz de Bezana el año que viene el Fondo de Cooperación Municipal del Gobierno de Cantabria.

Además, el presupuesto prevé una reducción en un 33 por ciento de la deuda municipal, hasta dejarla a finales de 2017 en 1,5 millones de euros, después de que, según la previsión del equipo de gobierno, se habrá conseguido reducirla en 360.000 euros en 2016, que es la cantidad prevista también para el año que viene.

Entre otros temas, la sesión ordinaria de este miércoles servirá también para abordar la renuncia a su cargo del edil y portavoz del grupo municipal del PP, Juan José Rodríguez, que ha dejado su acta de concejal por motivos profesionales, y una modificación de la ordenanza reguladora de la tenencia, identificación y protección de animales.

Igualmente, el pleno aprobará, previsiblemente y a propuesta de la Alcaldía, una ayuda a favor del Fondo Cantabria Coopera de 2.000 euros para paliar los "desastrosos" efectos que el huracán Matthew ocasionó en Haití a principios del pasado mes de octubre.

Además, la Corporación debatirá para su posterior aprobación la solicitud al Ministerio de Fomento de la colocación de barreras acústicas en la autovía A-67 a su paso por Bezana y Mompía para "mitigar" el ruido y mejorar la calidad de vida de los vecinos de las viviendas cercanas a esta carretera.

Para el equipo de gobierno se trata de una inversión "urgente" y "necesaria" destinada a reducir la intensidad de los ruidos de esta autovía a su paso por el municipio, con la instalación de barreras "efectivas" en las zonas residenciales de todo el término municipal.

La propuesta plantea también solicitar al Ejecutivo cántabro que apoye ante el Gobierno de España y el Ministerio de Fomento esta demanda del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana, una petición que también hace extensible a los grupos políticos con representación en el Parlamento de Cantabria y en el Congreso de los Diputados.