Santander, 29 nov (EFE).- Los sindicatos UGT y CCOO han considerado necesario, de cara al próximo curso, prolongar el calendario de oposiciones docentes y la elaboración de las listas de interinos de sustituciones hasta final de año y han criticado a la Consejería de Educación por negarse a negociar.

Según han señalado en rueda de prensa los responsables regionales de Enseñanza de UGT y de CCOO, César de Cos y Concepción Sánchez, al consejero de Educación, Ramón Ruiz, "le han temblado las piernas" y se ha plegado a los deseos de los otros sindicatos que participan en las negociaciones (STEC y ANPE) cuando "mostraron su beligerancia ante cualquier cambio en el sistema".

De Cos ha explicado que aunque Ruiz inicialmente acogió bien la propuesta de UGT y CCOO, la pasada semana se negó a negociar ante las presiones recibidas.

UGT y CCOO creen que es preciso un cambio de forma que en las próximas oposiciones para maestros no se resuelva todo el proceso en un solo mes (julio), sino que se prolongue el actual calendario de las oposiciones y la elaboración de las listas de interinos de sustituciones.

Así, subrayan, "se dispondría de más tiempo en todo el proceso, se garantizaría a opositores e interinos que su esfuerzo y trabajo serán bien valorados y para evitar los problemas y colapsos que se sufren hoy en día todos los años cuando se inicia el curso".

De Cos subraya que "no se trata de cambiar el sistema, los temarios o la gestión de las listas de interinos", sino que se propone buscar soluciones a los problemas que tiene en la actualidad ese sistema, "con más plazos de tiempo que garanticen la seguridad en el desarrollo de las pruebas, en las correcciones y las baremaciones".

Según UGT, ahora se está perjudicando a los interinos porque se siguen aplicando "normas y órdenes antiguas que ya no sirven".

La propuesta de UGT y CCOO a la Consejería de Educación implicaría la presentación de las oposiciones en junio como hasta ahora, convocarlas a finales de febrero, la realización de la primera prueba escrita en el mes de julio y la publicación de sus resultados a finales de ese mes o principios de agosto, para a principios de septiembre publicar la fecha de la segunda prueba, que los dos sindicatos plantean se fije para el mes de octubre para no coincidir con el inicio del curso.

Así, apunta De Cos, habría "tiempo más que suficiente" para los tribunales, los opositores, los interinos y los centros con una segunda prueba para "desarrollarla con calma en uno o dos meses y tener el proceso cerrado para poco antes de Navidad".

Y ha agregado que esta propuesta "no quita que haya interinos para cubrir las sustituciones porque se tiraría de las listas anteriores".

Para UGT con ello se evitaría el "caos" del inicio del curso de los últimos años y se lograría que los interinos que están en vacante supieran ya en el mes de julio su destino asignado y no un par de días antes de incorporarse al puesto".

Además, los sindicalistas consideran que con el actual sistema se pone en riesgo el "proyecto estrella" de la Consejería, el nuevo calendario escolar, porque "está claro que no es compatible que se inicie el curso antes mientras al mismo tiempo los docentes se incorporan tarde, algunos ya en el mes de octubre".

También han denunciado falta de personal necesario en el departamento de Recursos Humanos de la Consejería, porque según recalcó Concepción Sánchez, de las 44 personas que hay en este servicio, "están trabajando 21, que tienen que atender a más de 7.000 docentes" y encargarse de los tribunales, de las correcciones y de las baremaciones, de los traslados de docentes funcionarios o de la gestión de los pagos de complementos, y todo ello, "en un tiempo escaso".

Según CCOO, sólo en las primeras pruebas de las oposiciones vienen a registrarse cientos de reclamaciones por deficiencias en la baremación y en las correcciones, por lo que "no es de extrañar que los integrantes de los tribunales estén agobiados porque tienen que resolverlo en un plazo límite de unos 20 días".

"A ello se une", prosiguió Sánchez, "el enfado de los opositores que tienen derecho a comprobar su examen y ver cuáles han sido sus fallos con el tiempo suficiente".

UGT y CCOO han mostrado su preocupación por la próxima convocatoria de oposiciones de maestros en 2017, que según vaticinaron De Cos y Sánchez, "tendrá un gran volumen de solicitudes porque en comunidades autónomas cercanas, como Castilla-León, no va a ver oposiciones de maestros y como es lógico muchos aspirantes de allí se vendrán a Cantabria".