Santander, 29 nov (EFE).- La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación ha publicado hoy las normas que regirán la práctica de la pesca en las aguas continentales de Cantabria durante 2017 en una orden que recoge las especies pescables, los períodos hábiles para cada una de ellas y las tallas, entre otros aspectos.

La orden, que se puede consultar en la edición de este martes, 29 de noviembre, del Boletín Oficial de Cantabria (BOC), detalla las 16 especies que se podrán pescar, desde la trucha arco irís y el salmón atlántico hasta el cangrejo señal.

El periodo hábil para la pesca del salmón se abrirá el 23 de abril y se cerrará cuando se alcance el número de capturas autorizadas en cada río o el cupo ampliado, en su caso.

Si no se alcanza la cuota, acabará el 30 de junio, salvo las excepciones previstas en el tramo del Deva que Cantabria comparte con Asturias.

La trucha común se podrá pescar del 1 de abril al 31 de julio; el cangrejo señal, del 1 de julio al 15 de julio y el resto de las especies, del 1 de abril al 31 de julio, periodos que se establecen con carácter general, ya que la norma recoge excepciones en algunas cuencas.

También se fijan los horarios en los que se podrá pescar en cada uno de los meses del año y las tallas mínimas, que para el salmón atlántico será de 45 centímetros, para la trucha común, de 19; la lubina, 36; la platija, 25 y los mugílidos, de 20, mientras que para el resto de especies no hay tallas mínimas.

Pesca regula además los cebos y señuelos prohibidos y autorizados, los cupos de captura en cada cuenca para cada especie y los artes y medios auxiliares permitidos.

Según esta orden, está prohibida la comercialización de todos los peces o sus huevos excepto el del campanu, el primer salmón capturado en aguas de Cantabria.