Santander, 29 nov (EFE).- La Consejería de Obras Públicas y Vivienda reparará de forma "inminente" la cubierta del edificio de las antiguas escuelas de Pámanes y en 2017 ejecutará un paseo peatonal desde Liérganes hasta la presa de Regolgo y concluirá la carretera entre Obregón y Pámanes, a su paso por Elsedo.

Así se lo ha trasladado el consejero del área, José María Mazón, al alcalde del municipio, Santiago Rego, durante el encuentro que ambos han celebrado este martes, según ha informado el Gobierno en un comunicado.

Mazón ha anunciado a Rego la intención de afrontar "a la mayor brevedad posible" el proyecto de reparación de la cubierta de las antiguas escuelas de la localidad de Pámanes, una obra "muy necesaria" y que es una prioridad para el Ayuntamiento de Liérganes.

Se trata de un edificio municipal que alberga un centro cívico y cultural y un consultorio médico, cuya cubierta está rematada por una teja porosa, instalada en los años 80, que ha dado "muy mal" resultado y está generando "numerosos" problemas al Consistorio y a la Junta Vecinal de Pámanes.

El consejero también ha comunicado al alcalde la intención de construir "muy probablemente" en 2017 un paseo peatonal entre el pueblo de Liérganes y la presa de Regolgo, en la carretera de La Cavada.

Ha explicado que es un tramo "no muy largo", que conllevará "cierta" complicación pero "muy importante" por la seguridad que aportará a los peatones que transitan por esta carretera autonómica.

Además, Mazón y Rego han analizado la conclusión de un tramo pendiente de ejecución en la carretera Obregón-Pámanes, a su paso por Elsedo, una vía de comunicación "espléndida" y dotada de paseos peatonales, según ha remarcado el consejero.

Al respecto, ha indicado que en el momento de su rehabilitación no se afrontó por la ausencia de unos informes de la Consejería de Cultura y que ahora, finalmente, quedará terminado.