Santander, 29 nov (EFE).- El consejero de Educación, Ramón Ruiz, considera que el acuerdo alcanzado entre el Ministerio y las comunidades para reformar algunos aspectos de la Lomce es un "primer paso" para la derogación "real" de esta ley, con lo que se aborda lo "urgente", aunque todavía cree que "hay muchas cosas que arreglar".

"Ayer fue un buen día para la comunidad educativa", ha resumido Ruiz en un encuentro con periodistas después de reunirse con representantes de FAPA Cantabria, que, según ha asegurado, le han trasladado también su "satisfacción" por ese acuerdo.

El consejero cántabro ha valorado, además, el "paso adelante" dado por el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, hacia el diálogo y ha subrayado la necesidad de alcanzar un acuerdo en materia educativo lo que considera como un "clamor" de la sociedad.

"Todos los que nos dedicamos a la educación sabemos que hay problemas, dónde están e, incluso, cómo solucionarlos", ha argumentado Ruiz, quien ha atribuido el "mérito" del acuerdo alcanzado ayer a la "lucha" de la comunidad educativa, en la que las comunidades autónomas han sido un "instrumento".

Y del que ha destacado que, a pesar de que el impacto mediático se ha centrado en las reválidas, también incluye otros aspectos como la eliminación de los itinerarios diferenciados para ESO y FP.

De esta forma, ha indicado que habrá solo un título único para ESO y cada alumno "en función de sus intereses y capacidad" podrá elegir su itinerario educativo, ha explicado Ruiz.

También ha resaltado el acuerdo alcanzado para que los alumnos de FP puedan tener acceso al título de la ESO con la valoración positiva de sus profesores.

"Creo que, realmente, es el primer paso de la derogación real de la Lomce", ha opinado el titular cántabro de Educación, quien confía en que se sigan dando pasos para abordar cambios en otros aspectos de esta ley. "Esto era lo urgente, pero hay muchas cosas que arreglar", ha sentenciado.

Ramón Ruiz ha valorado, además, el cambio del ministro, que ha pasado de unas "maneras educadas" que "no concordaban" con sus hechos, a una apuesta "por un nuevo tiempo" en el que cree que "quizás no se alcance un acuerdo total, pero sí en aspectos básicos compartidos que tiene que formar parte de una nueva ley".

"Creo que el ministro, no se si por convicción propia o por el contexto político ha dado un paso adelante en el diálogo que ayer se hizo realidad", ha concluido.

El consejero de Educación ha explicado además que, en el encuentro con FAPA, también se ha abordado el programa de actividades para las fiestas navideñas, para el que las asociaciones de padres proponen algunos cambios, según ha expuesto.

También han hablado sobre la resolución de su departamento de la convocatoria de 250.000 euros en ayudas a las asociaciones de padres para realización de actividades.