Valladolid, 29 nov (EFE).- El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha garantizado hoy al presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que tratará de "desatascar los tramos y contratos" de infraestructuras con dificultades y acelerar trabajos y obras en marcha, que son claves para esta comunidad y el noroeste español.

En clave "de necesidad y oportunidad para el noroeste español", para Castilla y León, pero también para Galicia, Asturias, Cantabria, y País Vasco, ha planteado Herrera al ministro que el AVE, que ha llegado a cinco capitales de la comunidad, no se quede aquí, que esta autonomía "no sea un punto y final".

Un Herrera "reivindicativo", pero "desde la lealtad", como le ha calificado el propio ministro, ha "exigido" al nuevo Gobierno "los esfuerzos necesarios para ir culminando" la autovía del Duero, de la que se habla hace veinte años, o otra "asignatura pendiente" en la "vertebración regional" como es la A-60, la León-Valladolid.

El ministro, en su primera cita autonómica fuera del Ministerio, ha dado algunos plazos, como octubre de 2018 para la conclusión del tramo de la A-60 entre Santas Martas-León, que está ejecutado al 62%; y en cuanto a los seis tramos de la A-11, que conectarían a Soria por autovía con el resto de la comunidad, cuatro tienen como plazo septiembre de 2018 y otro un año después; mientras que ha apelado a la prudencia sobre el plazo para que el AVE llegue a Burgos.

En cuanto a los compromisos que no están en ejecución o en proyecto, el ministro los ha fiado a reivindicarlos desde los próximos presupuestos del estado para el 2017, y en esa línea ha sostenido que es necesario contar con esas cuentas lo antes posible.

"Es muy pronto" para dar un plazo sobre la llegada del AVE a Burgos, una conexión "prioritaria", a juicio del ministro, sobre la que ha garantizado a Herrera que no será "un fin de parada" sino que conectará con la "Y" vasca.

De la Serna ha explicado que ya está en funcionamiento el tramo entre Valladolid y Venta de Baños, en Palencia; y está listo el 95 por ciento de la plataforma hasta Burgos, por lo que falta la última fase de "superestructura de las vías e instalaciones" que se "acelerará al máximo" en cuanto a su tramitación y ejecución; lo mismo que en el tramo entre Burgos y Vitoria.

El ministro ha reconocido "dificultades sobrevenidas" en la alta velocidad, que habrá que "desatascar"; y en este sentido se ha referido a la celeridad que se imprimirá a las pruebas para dar mayor velocidad y aún mayor acorte de tiempos al AVE que enlaza León con Madrid.

En cuanto a la electrificación entre Medina del Campo (Valladolid)-Salamanca-Fuentes de Oñoro, ha anunciado que se hará en dos fases, una primera que se licitará al inicio de 2017 con el trayecto que no requiere nuevas subestaciones y cesiones de suelo, y otra con el resto, aunque ambas se solaparán.

Entre los plazos previstos, el ministro ha fijado en la primavera de 2018 la conclusión de la circunvalación de Segovia, obras que acaban de comenzar, y ha confiado en que la próxima reunión con Herrera sea en Burgos coincidiendo con la inauguración de la conclusión del último tramo de la circunvalación de la ciudad.

También en el primer semestre del 2017 se pueda "reanudar" la A-73, que une Aguilar de Campo (Palencia), con Burgos, en sus dos primeros tramos, unos 20 kilómetros, "obras que llevan paralizadas, como muchas otras desde 2010" y a las que el Ministerio quiere dar la mayor celeridad posible.

El presidente de la Junta ha reconocido el "esfuerzo importante" hecho por el Gobierno en los últimos cinco años, en los que se han destinado a Castilla y León desde Fomento 9.000 millones de euros, 5.300 en el ferrocarril.

De la reunión de hoy han salido además dos acuerdos concretos, según ha explicado Herrera, el primero para crear un grupo de trabajo que analice las "disconformidades" de algunos territorios, como Ponferrada o Ávila, ante la reorganización de los servicios ferroviarios que les afectan en sus conexiones con León y Madrid, respectivamente.

También han acordado constituir la comisión de seguimiento del protocolo de colaboración de desarrollo de la red de infraestructuras nodales del plan de infraestructuras, firmado en octubre para avanzar en las cuatro sedes previstas en el protocolo con terminal ferroviaria en León y Valladolid, la plataforma logística de Salamanca y el centro de transportes de Burgos.