Santander, 30 nov (EFE).- Los centros educativos públicos que dispongan de un importante patrimonio, documental, mueble o inmueble, podrán solicitar ser acreditados como históricos, para lo que deberán presentar un proyecto que incluya planes de protección y difusión de ese patrimonio.

La Consejería de Educación ha publicado hoy en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) una resolución en la que establece el procedimiento para conseguir esa acreditación, que se podrá solicitar en cualquier momento del curso académico.

La solicitud deberá ir acompañada de un proyecto con la descripción general de su patrimonio histórico, un plan de protección y un plan de difusión, con actuaciones para tres años que podrán renovarse por el mismo periodo.

Los centros que sean acreditados estarán obligados a registrar los bienes catalogables en la base de datos "Centros PHE", cumplir los términos del proyecto que presenten y participar en actuaciones de divulgación organizadas por el Centro de Recursos, Interpretación y Estudios en materia educativa.

Este centro se encargará de asesorarles en la tarea de proteger y difundir su patrimonio.

La resolución de la Consejería entra en vigor mañana, día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial de Cantabria.