Castro Urdiales, 30 nov (EFE).- La Guardia Civil investiga a un hombre y una mujer, vecinos de Castro Urdiales, por un delito de tentativa de estafa al fingir el robo de un vehículo para cobrar 20.000 euros de una aseguradora.

Según indica el instituto armado, la mujer denunció el pasado 17 de octubre el robo de un vehículo de alta gama de un garaje de la localidad castreña, donde lo dejó estacionado sobre las 05.00 horas.

Esa misma mañana, efectivos de la Ertzaintza comunicaban la localización del vehículo sustraído en una campa de la localidad de Artzentales (Vizcaya), sin motor, caja de cambios, asientos, defensas y focos.

La Guardia Civil sospechó en ese momento de que en tan corto espacio de tiempo fuese robado el vehículo y desmontadas la piezas sin forzar la carrocería, sobre todo el motor de 500 kilos, sumado a la reclamación a la aseguradora de 20.000 euros.

Durante la investigación, la Guardia Civil concretó que la última vez que se utilizó el vehículo, supuestamente robado, fue el pasado mes de septiembre, por lo que llegó a la conclusión de que la mujer estaba emitiendo una denuncia falsa para estafar a la aseguradora.

Asimismo, averiguó que el vehículo era utilizado por la expareja de la denunciante y, por ello, también se investiga al hombre por tentativa de estafa.