Santander, 30 nov (EFE).- El Gobierno de Cantabria ha remitido hoy al Parlamento el proyecto de Ley que va a regular la obligación de permitir el acceso a los lugares públicos y privados a los perros que ayudan a todas las personas con discapacidad.

Esta futura normativa amplía la actual legislación sobre perros guía para ciegos, a los que ya se les permite ahora por ley acceder a lugares públicos y privados.

Según recuerda en nota de prensa el Gobierno regional, la Consejería de Presidencia y Justicia que dirige Rafael de la Sierra ha impulsado este nuevo proyecto de Ley a iniciativa de la federación cántabra de personas con discapacidad física y orgánica (Cocemfe) y la delegación en Cantabria del comité español de representantes de personas con discapacidad (Cermi).

El proyecto de ley regula que los perros que ayudan a cualquier persona con discapacidad puedan entrar con esos ciudadanos en edificios públicos o privados, así como en servicios de transporte.

"Hasta el momento, por la falta de una normativa, a las personas afectadas se les deniega en ocasiones el acceso a lugares y transportes públicos acompañados por sus perros de asistencia, lo que supone una limitación a su inclusión y participación social efectiva", afirma el Gobierno, que recuerda que el proyecto de Ley se ha elaborado "escuchando y teniendo en cuenta" las aportaciones de las entidades y colectivos implicados.

También se han analizado las normativas que en esta materia ya tienen aprobadas Cataluña, Galicia y el País Vasco.

La futura ley recoge cinco clases de perros de asistencia: los que ayudan a personas ciegas, los adiestrados para ciudadanos son problemas auditivos, los que utilizan los discapacitados físicos, los que están entrenados para una emergencia médica, y los que dan apoyo a autistas.