Colindres, 30 nov (EFE).- El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha afirmado que los talleres de empleo son "un ejemplo de coordinación entre administraciones" a la hora de generar oportunidades de trabajo y facilitar el "retorno" al mercado laboral de personas que presentan mayores dificultades de inserción.

El consejero ha pronunciado estas palabras en Colindres, junto al alcalde, Javier Incera, durante la clausura de un taller dirigido a la formación en atención de personas dependientes, para que puedan mantener y mejorar su autonomía personal y sus relaciones con el entorno.

Este plan de formación, denominado "Colindres 2016", cuenta con una subvención de 110.578 euros procedentes del Servicio Cántabro de Empleo.

Sota ha dicho, según indica el Gobierno de Cantabria en un comunicado, que este proyecto se suma a otras iniciativas puestas en marcha en Colindres a través del programa de Corporaciones Locales, que han permitido contratar a 46 personas durante seis meses, con una inversión total de 414.000 euros.

Además, el consejero ha manifestado que, en lo que va de año, las ayudas para el fomento del autoempleo, con un total de 100.400 euros, han beneficiado a 16 personas.

Y ha añadido que en próximas fechas se pondrá en marcha un nuevo proyecto de lanzadera de empleo y emprendimiento solidario en el que podrán participar una veintena de parados, para cuyo desarrollo el Ayuntamiento ha recibido 45.000 euros.

"La atención a las personas es una ocupación que va a ir a más en los próximos años. Es un nicho de empleo con grandes oportunidades", ha apuntado Sota.

Por su parte, Incera ha agradecido la implicación del consejero en este tipo de proyectos, que permiten a quienes participan en ellos una preparación suficiente para "competir y acceder a un puesto de trabajo".

Asimismo, ha destacado que Colindres, al ser un sitio estratégico por sus comunicaciones "perfectas", tiene potencialidad suficiente para convertirse en "cabecera de comarca como centro neurálgico en servicios para la atención de personas".

En este sentido, el consejero ha anunciado que el Servicio Cántabro de Empleo, junto con la Dirección General de Política Social, está estudiando ejecutar un programa piloto en la zona, cuyo centro geográfico estaría en Colindres.

La idea es converger las políticas de empleo y de servicios sociales para la mejora de la atención de grupos en riesgo de exclusión social.

El taller de empleo, clausurado hoy, pertenece a la especialidad de "Atención socio-sanitaria a personas dependientes en instituciones sociales", y ha certificado la capacitación del alumnado para conseguir un puesto de trabajo, gracias a una formación teórica de 370 horas y al desarrollo de prácticas profesionales.