Torrelavega, 1 dic (EFE).- El grupo de ACPT en el Ayuntamiento de Torrelavega desarrollará este sábado una actividad de carácter participativo en la que se pretende mostrar in situ el proyecto de completa renovación y techado del parque infantil en la zona de sombra del Manuel Barquín.

En un comunicado, la formación explica que esta jornada es continuación de la campaña "Ocio sin consumo" que desarrolló hace unos meses junto a varias Ampas del municipio y un grupo de padres usuarios de los parques infantiles, para reivindicar la cubrición de alguna de estas zonas del municipio.

La jornada del sábado se desarrollará a partir de mediodía con el objetivo de mostrar a los asistentes si el proyecto de cubrición de este parque presentado por el equipo de gobierno "cubre con las necesidades" que los usuarios han trasladado a ACPT en una reciente recogida de firmas sobre esta idea.

En especial, desde ACPT se pretende realizar un listado con todos los aspectos a mejorar que propongan, con el fin de intentar mejorar el proyecto presentado por el equipo de gobierno "sin consultar" a los usuarios de estas instalaciones.

La formación asegura que con este jornada pretende cumplir su objetivo de "buscar el bienestar popular", idea con la que nació la demanda de lugares donde llevar a cabo ocio público durante el invierno, mejorando los parques infantiles y dotando de espacios públicos, gratuitos y confortables a los distintos barrios.

El proyecto del equipo de gobierno consiste en invertir la cantidad de 608.949 euros para cubrir la actual zona de juegos del parque Manuel Barquín con una estructura de madera laminada encolada con tres estructuras solapadas entre sí, que sustentarán un techo curvilíneo de policarbonato, tipo dampalon, que abarcará unos 600 metros cuadrados.

Esta estructura se construirá en materiales traslúcidos para dejar que pase la luz, tendrá una altura de 9 metros y será de fácil mantenimiento, para que se pueda utilizar los 365 días del año de manera independiente a la climatología.

El elemento central será un castillo medieval multijuego con toboganes, puentes colgantes y rocódromo, que estará acompañado de columpios adaptados, una tirolina y diferentes balancines, además de instalarse un pavimento "didáctico" de goma continuo elástico.