Santa Cruz de Bezana, 1 dic (EFE).- El grupo municipal de Ciudadanos (C's) en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana ha dicho hoy al equipo de gobierno que para cubrir la piscina municipal hace falta el visto bueno de Adif, por lo que ha propuesto posponer a 2018 la redacción del proyecto.

Esta formación ha valorado así la intención de elaborar en 2017 el proyecto que permita cubrir esta instalación, tal y como recoge el presupuesto municipal para el año que viene, aprobado ayer de forma inicial por el pleno con los votos a favor de PSOE, PRC, ADVI e IU-Ganemos, en contra del PP y la abstención de Ciudadanos.

Sus dos ediles en el Consistorio, Ignacio Hernando y Víctor González, han asegurado hoy en una nota de prensa que no están en contra de que la piscina se cubra pero han remarcado que los anteriores equipos de gobierno llevan pidiendo autorización a Adif desde hace ocho años para realizar esta actuación y la respuesta ha sido negativa.

Al respecto, han afirmado que se oponen a destinar una partida del presupuesto de 2017 para un proyecto que "no tiene el visto bueno" por parte de Adif, por lo que han pedido que si en 2017 se consigue la autorización, se destine dinero a la redacción del proyecto en el documento del siguiente año.

Asimismo, han aludido al artículo 14.2 de la Ley Ferroviaria 4/2006 del 31 de marzo, que establece que la línea límite de edificación con el ferrocarril se tiene que situar a 50 metros de la arista exterior más próxima de la plataforma y han asegurado que la piscina se encuentra a 10 metros.

"Es el motivo por el que sistemáticamente Adif ha denegado la autorización para hacer tal construcción", han apuntado.

Además, Ciudadanos ha remarcado que el técnico municipal no ha rebatido hasta la fecha las resoluciones administrativas dictadas al respecto, por lo que, a su juicio, "no tiene sentido" abonar un estudio de un proyecto que "no parece tener ni el más mínimo viso de legalidad".