Santander, 1 dic (EFE).- El Ayuntamiento de Polanco ha solicitado a la Consejería de Educación ayuda para ejecutar proyectos de mejora de las instalaciones del colegio Pérez Galdós, que por su coste económico el municipio no puede afrontar en solitario.

Se trata de una cubierta para la cancha deportiva del centro, la sustitución de todos los ventanales y un nuevo parque infantil.

Esta petición ha sido presentada al consejero de Educación, Ramón Ruiz, por el primer teniente de alcalde de Polanco, Felipe Tapia, y por el concejal de Educación, Mario Gutiérrez Vázquez, en una reunión en la que se ha acordado que el Ayuntamiento inicie las gestiones administraciones con la presentación de un presupuesto para poder estudiar las fórmulas de financiación.

La propuesta municipal consiste en instalar una estructura metálica con tejado curva sobre el área deportiva, así como una tejavana adosada para unir esta zona con el colegio y evitar a los escolares las inclemencias del tiempo.

Según informa el Ayuntamiento en un comunicado, la Consejería acepta autorizar la ejecución de esta obra, mientras que el Ayuntamiento se ha comprometido a solicitar presupuestos y a preparar la documentación que remitirá a Educación para su estudio.

También se ha solicitado sustituir la actual área infantil del centro, conocido como el arenero, por un pequeño parque de unos 40 metros cuadrados que evite los problemas que el actual genera, en especial durante los días de mal tiempo.

Felipe Tapia y Mario Gutiérrez Vázquez han planteado al consejero la urgente la necesidad de sustituir las ventanas del colegio Pérez Galdós que, debido a su antigüedad, presentan problemas de estanqueidad, con el consiguiente coste en calefacción que debe asumir el Ayuntamiento.

La propuesta presentada a Ramón Ruiz es la firma de un convenio mediante por el cual el Ayuntamiento podría adelantar la ejecución y financiación del proyecto, con el compromiso de la Consejería de reembolsar el importe de los trabajos, que también incluirían el pintado de las fachadas del centro.

El primer teniente de alcalde detalla que, en primer lugar, el Ayuntamiento va a pedir presupuesto para conocer el coste final de los trabajos, que se supone alto por el número de elementos a sustituir, para después estudiar la forma de financiarlo, que podría ser en varias fases.

Los representantes de Polanco y el consejero han analizado también la aportación municipal al banco de libros existentes en los colegios del municipio y han propuesto la firma de un convenio que permita al Ayuntamiento hacer ingresos directos, lo que reduciría sensiblemente la aportación de los padres.

Además, este convenio permitiría incluir la creación de una ayuda para educación infantil que en la actualidad no está contemplada.