Santander, 1 dic (EFE).- El PSOE de Santander ve positivos los primeros pasos dados por la alcaldesa, Gema Igual, para que se produzca el cambio que reclama, aunque, en su opinión, de momento no hay un cambio en las políticas que, a su juicio, "seria lo importante".

El PSOE de Santander ha celebrado una asamblea para analizar la situación municipal y debatir el cambio en la Alcaldía de la ciudad y la anulación del Plan General de Ordenación Urbana de 2012.

Durante su intervención, el secretario general del PSOE de Santander, Pedro Casares, ha asegurado que se ha abierto una etapa política con una nueva alcaldesa de la que esperan un cambio y ven positivos los primeros pasos, aunque, de momento, "no hay un cambio en las políticas, que sería lo importante.

Casares ha afirmado que la ciudad está en peores condiciones que en 2007, "con las subidas de impuestos más grandes de la historia" y dos parados más cada día, pese a la perdido de población.

A su juicio, el nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, deja tras 9 años como alcalde y 4 años como concejal de Medio Ambiente un patrimonio político "difícil de gestionar" en un momento de "profundo desgaste social", donde son muchos santanderinos los que no reconocen en el proyecto del PP la respuesta a sus necesidades.

Según Casares, la primera evidencia de ello fue la perdida de la mayoría absoluta en mayo de 2015.

Durante la asamblea de militantes, Pedro Casares ha centrado parte de su intervención en las prioridades del PSOE para Santander y ha destacado como ejes fundamentales "la creación de actividad económica y empleo", una mayor apuesta por la protección social y el fomento de ayudas a los más vulnerables", una fiscalidad más justa y un ayuntamiento más transparente y participativo, además de un compromiso decidido por trabajar por mejorar de todos los barrios y la regeneración urbana.

A su vez, Pedro Casares ha destacado que "nadie duda en Santander que el PSOE lidera la oposición en el Ayuntamiento y que tiene propuestas para articular otra forma de entender y hacer la ciudad y sus prioridades".

"Los santanderinos son conscientes de que, si queremos que el PP no siga gobernando a partir de 2019, el PSOE es el único capaz de aglutinar en un mismo proyecto de cambio una mayoría alternativa", ha subrayado.

Según Casares, el PSOE está ante un reto "difícil e importante", como es conseguir dentro de dos años y medio que el cambio que no fue posible en 2015 sea una realidad en 2019.

El PSOE debe aspirar, según Casares, a ser un partido de mayoría social, "un partido ganador", para lo que ha pedido a los militantes trabajar todos unidos "para conformar propuestas y proyectos sólidos para transformar la ciudad.

Durante la asamblea, se ha aprobado una resolución en la que la agrupación socialista pide "de forma unánime" que el nuevo PGOU que se va a elaborar haga un diseño que se ajuste a las necesidades reales de la ciudad.

Para el PSOE, "es fundamental" que la elaboración del PGOU lleve aparejado el mayor proceso de diálogo y participación de la historia de Santander y con la máxima transparencia e información durante todo el proceso.

Los socialistas consideran que el urbanismo es una parte esencial de la política municipal y un valioso instrumento para combatir la desigualdad, generando nuevos espacios en los que ofrecer igualdad de oportunidades a todos los vecinos y cohesión social.

En la resolución aprobada, piden que el nuevo PGOU se centre en un desarrollo sostenible de la ciudad, social y medioambientalmente comprometido, que haga de la rehabilitación su eje principal y que respete y preserve la historia y la ciudad heredadas.

Para ello, se comprometen a contribuir con todo su trabajo, capacidad y conocimiento para hacer un PGOU realista, sostenible, integrador y legal.