(Corrige el segundo párrafo de la ST5018, donde pone Asturias debe cambiarse por Baleares)

Santander, 2 dic (EFE).- El secretario de Empleo de UGT en Cantabria, Julio Ibáñez, ha achacado hoy "el vuelco" en la evolución del paro al "empleo muy precario y su dependencia de los servicios" y ha lamentado que el 93 por ciento de los contratos de la región sean temporales.

El Ministerio ha informado hoy que el paro subió en Cantabria un 4,05 por ciento en noviembre, lo que, tras Baleares, sitúa a la región como la de mayor crecimiento mensual, un aumento que se traduce en 1.685 parados más y que sitúa el desempleo en 43.320 personas en la región.

En un comunicado, Julio Ibáñez lamenta ese "vuelco significativo en la tendencia descendente del paro en la región en los meses anteriores", aunque insiste en que es "un efecto lógico de un empleo muy temporal, precario y dependiente de los servicios".

También reitera que nueve de cada diez nuevos desempleados son de los servicios y que continúa el alto porcentaje de contratos de trabajo temporales, por encima del 93 %.

De esos contratos, según el dirigente de UGT, "casi un 40 % no suelen durar más de una semana, signo evidente de que el primer gran problema de nuestro mercado laboral es que el empleo no logra consolidarse, entra y sale con la misma facilidad con la que aumenta o disminuye el desempleo".

"Con toda probabilidad, el desempleo en Cantabria descenderá en diciembre con la campaña de Navidad en los servicios, pero no por ello se habrá solucionado el problema estructural de que el empleo generado se volverá a perder al mes siguiente", ha advertido Ibáñez.

El secretario de Empleo de UGT ha considerado que "uno de los grandes retos" de Cantabria es cambiar la "dinámica de vaivenes en el desempleo" y, por ello, ha pedido modificar el modelo productivo y la tendencia de una contratación "cada vez más precaria".

Ibáñez ha enfatizado que existen "estadísticas negativas que se repiten con insistencia en Cantabria" y asegura que una de las "más preocupantes" es que un 52,85 % de los cántabros en paro sigue sin tener una prestación y la tasa de cobertura por desempleo es de las "más bajas del país".