Santander, 2 dic (EFE).- El PRC quiere que el Gobierno de España modifique la ley que obliga a los ayuntamientos a destinar su remanente de tesorería a reducir déficit y les permita gastar en obras al menos la mitad, de un dinero que en Cantabria alcanza aproximadamente los 70 millones de euros entre 45 municipios.

Los alcaldes regionalistas han trasladado esta reclamación a través de una resolución registrada en la Federación de Municipios de Cantabria que han dado a conocer hoy la secretaria de Administración Local del PRC, Paula Fernández, y los alcaldes de Comillas, María Teresa Noceda, y de Soba, Julián Fuentecilla.

Fernández ha explicado que esta resolución forma parte de la "hoja de ruta" del PRC para instar la reforma de la ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera de 2012 que establece que "exclusivamente" se puede dedicar el superávit municipal a cumplir con el objetivo de déficit.

La norma marca, según ha precisado, una excepción para obras financieramente sostenibles que "ni siquiera" los secretarios e interventores municipales "tienen muy claro como poder ejecutar", ha añadido la dirigente regionalista.

Tras esta resolución, el PRC trasladará su propuesta para instar al Gobierno central a modificar esta ley al Parlamento de Cantabria, al considerar que a los ayuntamientos pequeños se les está haciendo "responsables" de un déficit que no han generado, cuando han estado ahorrando y sufriendo recortes durante los últimos años.

Este es el caso de Comillas, donde su alcaldesa ha destacado que el Ayuntamiento tiene 1,1 millones de euros que no puede destinar a mejorar bienes culturales o deportivas, ni a obras de reparación de infraestructuras municipales.

Lo mismo ocurre en Soba, donde su alcalde ha denunciado que se está convirtiendo a los ayuntamientos pequeños que "tienen las manos atadas" en "paganos" de las deudas de los grandes que cuentan con más personal para superar los trámites administrativos establecidos por la ley para gastar ese remanente o endeudarse más.

"Sirve para equilibrar las cuentas de los ayuntamientos grandes, cuando los pequeños hemos gestionado ordenadamente nuestras cuentas y hemos ahorrado", se ha lamentado Fuentecilla.

En su resolución, el PRC pide a la Federación de Municipios de Cantabria que inste al Gobierno de España a modificar la legislación estatal para autorizar a los ayuntamientos con remanente de tesorería al cierre de 2016 a gastar el 50 por ciento el año próximo en obras de infraestructuras y bienes municipales.

Los regionalistas también piden a esta Federación que inste al Gobierno central a cambiar la legislación para autorizar a los ayuntamientos a modificar la cuantía de su techo de gasto en función de los ingresos reales que obtengan durante el año.

El alcalde de Soba ha aclarado que el objetivo de esta propuesta es que los municipios puedan gastar en función de los ingresos que unos años son mayores y otros más bajos. "Es una cosa racional y lo que es irracional es la ley", ha sentenciado Fuentecilla.