Santander, 2 dic (EFE).- Una compañía de Teatro Negro de Praga, conocido por la iluminación que utiliza y sus títeres, pone mañana en escena, en el Palacio de Festivales de Cantabria, "Alicia en el País de las Maravillas", de Lewis Carroll, a partir de las 17.00 horas.

Esta obra ha sido representada por los títeres de Praga en más de 30 países y comienza con una Alicia adulta que, merced a la fantasía, une los dos mundos separados por el espejo y visualiza su pasado.

En ese viaje, la acompañan pulpos danzantes, flores cantarinas o figuras de ajedrez que cobran vida, según explica en nota de prensa el Palacio de Festivales.

La compañía de Praga, creada hace once años, utiliza para sus montajes sonido, luz, música, baile, mimo y coloridos vestuarios, pero ni una sola palabra.

Se trata de espectáculos puramente mágicos, no verbales que combinan actores que dominan el teatro negro con títeres, efectos teatrales, proyección de animaciones y trucos originales.

La compañía que actúa mañana, sábado, en Santander es heredera de otras agrupaciones teatrales vanguardistas que buscaron nuevos lenguajes para esquivar la censura durante la época comunista.

El espectáculo está destinado a un público familiar y lo conforman diez actores vestidos y maquillados de blanco o de negro, que hacen que Alicia vuele, que las casas lleguen del cielo o que las manos escalen por el escenario.