Santander, 13 ene (EFE).- El Gobierno de Cantabria ha abonado algo más de 2,1 millones de euros para atender casi todas las reclamaciones que ha recibido desde el principio de esta legislatura por sentencias de derribo y para hacer frente a la indemnización patrimonial por cuatro viviendas.

La vicepresidenta y responsable de Urbanismo, Eva Díaz Tezanos, ha destacado hoy, en la presentación de los presupuestos de su departamento en el Parlamento de Cantabria, que el Ejecutivo regional ha atendido en un año y medio 178 reclamaciones de las 184 presentadas por derribos, mientras que 5 han sido desestimadas y 1 está en estudio.

En total, para abonar estas reclamaciones se han destinado algo más de 1,7 millones de euros, mientras que 373.785 euros han servido para pagar la indemnización patrimonial correspondientes a cuatro viviendas.

De esta forma, Díaz Tezanos ha subrayado que con los fondos habilitados en el presupuesto desde el comienzo de la legislatura se ha podido atender la "práctica totalidad" de los daños morales reclamados de modo amistoso y sin necesidad de que los afectados hayan tenido que acudir a la Justicia.

Para continuar atendiendo a los afectados por sentencias de derribo en Cantabria, la consejera ha señalado que el proyecto de presupuestos para 2017 contempla una partida de casi 1,6 millones de euros, con un incremento del 22,49 por ciento con respecto al año pasado, pero que se podría ampliar, según ha precisado.

La vicepresidenta también ha señalado como "prioritario" avanzar en la tramitación de los planes generales por si con su aprobación definitiva, como ha ocurrido con el caso de Miengo, se evitan los derribos, como siempre ha reclamado los afectados, ha recordado.

"Este Gobierno en año y medio, en cuestión de derribos, ha hecho muchísimo más que lo hecho en los años anteriores", ha subrayado Díaz Tezanos, quien ha achacado esto a la "voluntad" política del Ejecutivo de coalición PRC-PSOE frente a lo que se había hecho antes cuando "se dibujaban partidas, que no se ejecutaban".

La vicepresidenta ha abogado para hacer frente a los derribos por trabajar con los afectados y darle solución con un marco legal que "dé seguridad jurídica a todos", frente a lo que ha criticado que se busquen "atajos", con leyes "improvisadas".

Díaz Tezanos considera, además, que "muy oportuno" que vaya a llegar al Parlamento un proyecto de ley del suelo, después de 16 años de la anterior, para poder legislar con "todos" los grupos políticos en busca de esa seguridad jurídica, ha concluido.