Renedo, 13 ene (EFE).- El Ayuntamiento de Piélagos ha iniciado hoy las obras de urbanización de la parcela en la que la Consejería de Educación construirá el nuevo colegio de Renedo, unos trabajos que han sido adjudicados a la empresa Arruti Santander, S.A., por un importe de 217.800 euros y a los que optaban diez ofertas.

Según han explicado a Efe fuentes municipales, la previsión es que esta actuación, requisito "previo" e "imprescindible" para que, posteriormente, el Gobierno de Cantabria construya el centro educativo, se prolongue durante los próximos seis meses.

La obtención del terreno, situado en el barrio Sorribero, es resultado de un convenio urbanístico suscrito en 2014 por el anterior equipo de gobierno (PP) y que preveía la modificación de la clasificación asignada a la parcela, para calificarla como suelo urbanizable.

De esta manera, se permitiría, no sólo el uso residencial, para los propietarios del terreno, sino también educativo, para la parcela que recibió el Consistorio de forma gratuita y anticipada y que puso a disposición de la Consejería de Educación, responsable del proyecto.

La Consejería, en la pasada legislatura, aceptó el terreno ya que el Ayuntamiento de Piélagos adquirió el compromiso de dotarlo de servicios, aunque finalmente no llevó a cabo la urbanización que precisaba el Ejecutivo para la posterior construcción del colegio.

Al respecto, el actual equipo de gobierno (PSOE-PRC) ha explicado que la parcela que habían cedido los anteriores gestores del Consistorio "no era la adecuada" para ejecutar el nuevo centro educativo, al carecer de los servicios que requería Educación para la parcela.

Es por lo que ha asegurado que "no ha tenido más remedio" que acometer la urbanización de la parcela, precisamente, matiza, para dotarla de todos esos servicios, además de crear un vial de acceso al futuro colegio.

Las obras que han comenzado este viernes incluyen, entre otras actuaciones, movimiento de tierras, rellenar e igualar la parcela, crear aceras y un paso de peatones, dotar de saneamiento de fecales y aguas pluviales al terreno y modificar la tubería de abastecimiento de agua existente.

También contemplan el soterramiento de las líneas de telecomunicaciones y una nueva instalación para el suministro eléctrico, tanto para el nuevo colegio de Renedo como para lo que se construya, en el futuro, en la otra parte del terreno.

La previsión de PSOE-PRC es que la Consejería saque a licitación la construcción del colegio este año para que las obras puedan comenzar a ejecutarse también en 2017, de forma que, "por fin", ha asegurado, los vecinos vean una solución "real" a una "larga" demanda que "nunca" recibió respuesta de los anteriores equipos de gobierno.