Maliaño, 13 ene (EFE).- El portavoz de Turismo del PP, Santiago Recio, ha lamentado hoy que el aeropuerto Seve Ballesteros-Santander sea la única terminal del norte de España en la que ha disminuido la cifra de viajeros el año pasado, frente al resto que ha tenido "muy buenos" resultados.

En una nota de prensa, Recio ha valorado los datos de 2016, que ha hecho públicos Aena y que sitúan al aeródromo cántabro como el sexto con el mayor descenso del país, con un 11,1 por ciento menos de viajeros que en 2015 y con un descenso anual en el número de operaciones del 9 por ciento, el tercero más alto de España.

"Este dato es muy preocupante, no sólo porque en el conjunto de España aumentó un 11 por ciento el número de viajeros, sino también porque todos los aeropuertos del norte de España han tenido muy buenos resultados", ha afirmado.

Recio ha lamentado que, en "un año de récord" de la cifra de turistas en el país y en el que los aeropuertos de España han obtenido el mejor resultado desde 2007, Cantabria haya cerrado 2016 con el "peor" balance de los últimos nueve años.

"Revilla prometió que el Seve Ballesteros sería el noveno aeropuerto de tráfico de España y, sin embargo, hemos bajado cuatro números, hasta el puesto 26", ha apuntado el también diputado popular, quien ha achacado estos datos a la "inacción" del Ejecutivo regional.

Santiago Recio ha remarcado que han caído tanto los pasajeros nacionales como los internacionales y ha mostrado su especial preocupación por las cifras que aporta la conexión aérea con Londres.

Al respecto, ha señalado que es "una de las más importantes", ya que es la que más viajeros internacionales aporta a Cantabria, y ha destacado que ha acabado el año con casi un 20 por ciento menos de pasajeros y con una ocupación del 78,81 por ciento, cuando la media, ha dicho, está por encima del 85 por ciento.

En opinión de Recio, "no hay nada" que haga pensar que "la cosa vaya a mejor" en el próximo año, ya que todo lo que se conoce de la programación de vuelos para la temporada de invierno 2017-2018 hace que se presente "un futuro desolador".

"De momento ya se ha quitado una frecuencia a la semana de la conexión de Santander con Londres y otra de la de con Barcelona. Y eso que estamos a poco más de tres meses para el comienzo del Año Jubilar", ha manifestado el diputado del PP.