Santander, 13 ene (EFE).- La Consejería de Vivienda abrirá este lunes, 16 de enero, hasta el 16 de febrero un espacio en la Biblioteca Central de Cantabria para tramitar las ayudas al alquiler de vivienda, a las que va a destinar 4,6 millones de euros, aunque esa partida es "ampliable".

Así lo ha asegurado hoy el titular de este departamento, José María Mazón, en la visita al espacio donde, a partir del lunes, se van a trasladar 14 trabajadores de la oficina de vivienda, que van a encargarse de tramitar las ayudas al alquiler.

Mazón ha recordado que para llevar a cabo los trámites de solicitud de estas ayudas se puede pedir cita previa y ha explicado que hasta ahora la oficina de vivienda ha recibido 3.000 solicitudes.

Esas solicitudes se irán atendiendo en horario de mañana y de tarde en ese nuevo espacio en la Biblioteca Central, donde Mazón prevé que se podrán tramitar unas 400 peticiones al día.

Este nuevo local para las ayudas al alquiler de vivienda estará abierto desde el 16 de enero hasta el 16 de febrero y sustituye al que tenía la Consejería en su sede, en concreto en la entrada del edificio, donde Mazón ha reconocido que "no cabía la gente y había aglomeraciones" que llegaban hasta la calle.

Eso se debe, según el consejero, a que el año pasado su departamento recibió 8.000 solicitudes para ayudas al alquiler y concedió 4.400.

El consejero de Obras Públicas y Vivienda ha recordado que su departamento está buscando un lugar fijo para ese servicio de atención a las ayudas al alquiler, que podría ser un espacio ubicado junto a la sede de la Consejería.

Mientras, ha destacado cómo ha quedado el espacio de la Biblioteca Central, en el que habrá novedades, ya que, además de poder pedir cita previa, se ha reforzado el personal y se amplían los horarios -mañana y tarde- para dar "más facilidades en la gestión.

También ha recordado Mazon que se quieren resolver antes las solicitudes y pagar en plazo, algo que ha dicho que sí se podrá hacer ya "mes a mes" después de que el Gobierno "se ha puesto al día" con los pagos.

Sin embargo, ha matizado que los pagos dependen de la Consejería de Economía y Hacienda, aunque ha señalado que ya se ha planteado a ese departamento un sistema para cumplir con el objetivo de pagar mes a mes.

Para solicitar esas ayudas, la persona que las pida debe ser residente en la región, tener unos determinados ingresos y no contar con otra vivienda o con otro contrato de alquiler.

El consejero ha recordado que el perfil del beneficiario de estas ayudas es un matrimonio español con un hijo a su cargo.